Llegar a la Línea de Bienestar: Apuesta correcta de la Economía de mercado
Prestan Barra de Abogados y Coparmex plataforma para apoyo legal a dreamers en Nueva York
30 octubre, 2017
#EpicentroReconstrucción coordinada y sin secretos financieros
6 noviembre, 2017

Llegar a la Línea de Bienestar: Apuesta correcta de la Economía de mercado

Autor: Gustavo A. De Hoyos Walther

El pasado 25 de octubre se reunió el Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (CONASAMI). Finalmente y en base a las propuestas del Congreso del Trabajo (CT) y de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX),inició formalmente al procedimiento para modificar el Salario Mínimo General (SMG).

La acción de la CONASAMI llega con retraso de casi cinco meses sobre la medida propuesta por COPARMEX para empatar el SMG a la Línea de Bienestar establecida por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).Ello implicaría quea partir de noviembre de 2017,el SMG pase de 80.04 pesos (vigente desde el 1º de enero de 2017) a 95.24 pesos.

Es justo mencionar, que en su nivel actual de 80.04 pesos, el SMG cubre solo el 84% del monto necesario para alcanzar la Línea de Bienestar.De concretarse el incremento del SMG propuesto por la COPARMEX, todas las personas que trabajan en la economía formal, obtendrían al menos el 100% de la suma requerida para satisfacer la canasta alimentaria y la canasta no alimentaria en núcleos urbanos, es decir, alcanzarían la Línea de Bienestar.

En plena concordancia con la responsabilidad macroeconómica que postula la COPARMEX, se ha planteado que el incremento sea definido en pesos (no a través de un porcentaje) bajo el mecanismo denominado Monto Independiente de Recuperación(MIR),y sería aplicable únicamente al Salario Mínimo General (SMG), de la misma manera que se instrumentó exitosamente en diciembre 2016.

Este mecanismo independiente del resto de los incrementos a los salarios mínimos y contractuales, permite acelerar en forma diferenciada el proceso de fortalecimiento del poder adquisitivo y el bienestar de los cerca de 488 miltrabajadores que reciben el SMG, es decir, de quienes menos ganan en la economía formal.

Es importante resalta, que en diciembre de 2017 se debería realizar la revisión de los salarios mínimos profesionales, en la que la inflación observada en el último período anual, sería como ha ocurrido tradicionalmente, el principal criterio de ajuste a los mismos, y que permitiría ajustarlos a partir de Enero de 2018.

La mecánica del incremento diferenciado basado en el MIR, para acelerar la recuperación del nivel del ingreso de los estratos más bajos de la economía formal, ha demostrado durante 2017, que su implementación no generó un incremento de la informalidad, tampoco una desaceleración en la creación de empleos, ni provocó el llamado efecto faro en las negociaciones contractuales.

Por otro lado y no obstante algunas posturas dogmáticas de la Secretaria de Hacienda y el Banco de México, que en privado alarmaron a diversos actores del sector privadocon los riesgos de un incremento de la inflación y les amagaron con el posible encarecimiento de las tasas de interés como consecuencia de la movilidad salarial, no existe ninguna evidencia que los incrementos salariales de principios de 2107 hayan tenido una incidencia significativa en la inflación.

Llevar a 95.84 pesos el SMG en Noviembre de 2017, sería un paso más inscrito en la Nueva Cultura Salarial(ANNCS) que postula la COPARMEX, una evolución progresiva de los sueldos, que preservando la estabilidad, induzca el crecimiento económico y al desarrollo social.

El reto de México no es solo generar 1 millón 200 mil puestos de trabajo cada año, sino que los mismos sean empleos de calidad.De los cerca de 800 mil empleos que se habrán adicionado a finales de 2017, solo el 61% son de tiempo completo y tienen un nivel de ingresos que permite al trabajador satisfacer sus necesidades básicas de acuerdo con el CONEVAL.

México debe de tomar decisiones en el corto plazo para dejar de ser el país con los sueldos más bajos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), y en el sótano de los niveles salariales de Latinoamérica, solo por encimade Nicaragua y Venezuela.

Los señalamientos externos por el desfasamiento salarial en México, hoy constituyen incluso un obstáculo para la negociación exitosa del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica.

Es tiempo de dar una señal de que el país avanza, conforme a sus procesos internos de consenso, en la dirección correcta de la evolución de su mercado laboral, el abatimiento de la creciente desigualdad y en la ruta del desarrollo social.

La viabilidad de la economía de mercado con estabilidad social en el mediano y largo plazo, solo es posible si amplios sectores de la población encuentran en ella una vida digna.
Apostarle a la pobreza permanente y al crecimiento de la desigualdad, en realidad es apostar contra la economía del mercado y la libertad.

 

Comments

comments

Send this to a friend