Piden IMCO, Transparencia Mexicana y Coparmex a los candidatos a gobernador, suscribir 11 acciones contra la corrupción
16 mayo, 2017
Prioritaria la implementación del Sistema Nacional Anticorrupción en los Estados
29 mayo, 2017

Renegociación del TLCAN. Visión al inicio del camino.

DESCARGAS


MP3 Video PDF

 

 

Estimados Amigos de COPARMEX,

Estamos en el umbral de un cambio que marcará el futuro de las tres economías de Norteamérica, tras la notificación oficial que ha recibido el Congreso de los Estados Unidos sobre la intención de renegociar el Tratado de Libre Comercio con México y con Canadá.

El Tratado de Libre Comercio de Norteamérica fue un parteaguas para la región en 1994 y creó enormes expectativas de que sería un factor para ayudar a reducir las asimetrías en la región a través de una mayor integración.

El impacto del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica en las relaciones económicas de los tres socios fue en efecto muy profundo. En los primeros 20 años el comercio se triplicó, alcanzando un trillón de dólares anual entre los 3 países. Por ejemplo, el comercio bilateral entre México y Estados Unidos se incrementó en ese periodo un 506%; y por su parte el intercambio entre Canadá y los Estados Unidos creció en un 192%. Esto comparativamente con el intercambio de Estados Unidos con el resto del mundo que se incrementó en un 279%.

Más allá de estas cifras, el gran valor de este acuerdo trilateral ha sido la certeza jurídica que ha dado México en materia de comercio e inversiones.

Incluso el representante comercial de los Estados Unidos ha reconocido que el TLCAN ha sido exitoso para sus sectores:  agrícola, de servicios y de energía, pero no para la industria manufacturera.

Por ello debemos como país prepararnos a fondo para renegociar el Tratado de Libre Comercio, el cual se espera que se parezca en mucho a la negociación del Tratado de Asociación TransPacífico, el TPP, con mayores y más derechos laborales, y especificaciones sobre regulaciones ambientales.

Otros temas que seguramente se revisarán son la propiedad intelectual, las practicas regulatorias, la coherencia regulatoria, las empresas gubernamentales, los servicios de telecomunicaciones, los procesos aduaneros, las medidas sanitarias y fitosanitarias, así como lo referente a las pequeñas y medianas empresas y el comercio electrónico.

Hasta el momento las variables macroeconómicas y los mercados financieros han respondido positivamente al anuncio del inminente inicio de las negociaciones del nuevo Tratado de Libre Comercio de Norteamérica. Las expectativas para 2017 en general se han revisado a la alza, hacia un escenario más optimista. Por ejemplo:

  • El peso se fortaleció moderadamente, quedando en 18.66 al final de la jornada en que se anunció la renegociación. Los expertos asumen que el tipo de cambio podría cerrar el año en 20.25 por dólar, es decir 25 centavos menos de lo que se esperaba en el mes pasado.

 

  • En otro ámbito y por lo que es el crecimiento económico este se mantiene, e incluso empiezan a surgir algunos pronósticos de mejoría de las expectativas, como por ejemplo los expertos de Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, que han aumentado su predicción de crecimiento para 2017 de 1.7% previo con respecto a 1.55% que se había calculado.

 

  • Por otro lado, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) confía en que la renegociación no conllevará en la pérdida de inversiones extranjeras o del interés de las empresas europeas en México.

Hoy tenemos que ver hacia adelante, trabajar en una de las debilidades del Tratado de Libre Comercio, que es la falta de instituciones fuertes. La gran reflexión respecto a los cuestionamientos de algunos sectores al acuerdo comercial, es que se dieron precisamente por falta de espacios institucionales y esfuerzos para dar a conocer el valor de la integración y el valor para las  tres naciones.

Es necesario por ello fortalecer a la Comisión de Libre Comercio de América del Norte, que ha operado con reuniones esporádicas de los secretarios de Economía de México y de los representantes Comerciales de Estados Unidos y de Canadá. Confiamos en que habrá un ambiente propicio para incluir ese y otros temas de interés para México en las negociaciones por venir.

 

Por nuestra parte en el sector empresarial, estaremos unidos y listos para respaldar a los negociadores mexicanos a lo largo del proceso, atentos a las reuniones, ayudando a resolver los detalles.

Por supuesto, al mismo tiempo tenemos que trabajar en una estrategia interna para fortalecer a México, con el objeto de diversificar nuestros mercados y reducir la alta dependencia de nuestra economía hacia los Estados Unidos, donde enviamos hoy cerca  del 80% de todas nuestras exportaciones.

Necesitamos, además como país, fortalecer el proceso para hacer más fuerte nuestro Estado de Derecho y nuestras instituciones, donde el Sistema Nacional Anticorrupción juega un papel central para reposicionar a México como un país atractivo y seguro para las inversiones.

A México le urge un programa nacional de desarrollo industrial que propicie una estrecha coordinación entre las estrategias de corto, mediano y largo plazo del gobierno federal y las empresas, que permitan elevar la inversión privada, captar nueva inversión extranjera directa, aumentar el contenido nacional de las exportaciones, generar más patentes mexicanas y crear las condiciones para que las micro, pequeñas y medianas empresas tengan acceso a financiamiento en condiciones más accesibles.

No perdamos esta oportunidad de reacomodar la estructura económica regional, para generar oportunidades de desarrollo y también con ello la generación de empleos de más calidad para los mexicanos, este es el camino hacia el bienestar.

Muchas gracias

 

Comments

comments

Send this to a friend