Artículo escrito por Luis Duran,  Director General de Strategy Primus y Presidente de la
Comisión Nacional de Educación de la COPARMEX, vía El Universal.
Twitter: @LuisEDuran2

En estos tiempos de crisis que estamos viviendo, las empresas y las organizaciones, incluyendo los gobiernos, corren el riesgo de enfatizar los resultados por sobre todas las consideraciones. Probablemente nada sea más peligroso para el bienestar de la sociedad y de las empresas mismas enfocarse a lograr los objetivos que se persigan a toda costa. Vivimos cada vez en un mundo más interconectado y con retos cada vez más grandes en el mundo, muchos de ellos trascienden a los mismos países. En momentos como este, es indispensable enfatizar la importancia de actuar con integridad. Warren Buffet, uno de los grandes genios de los negocios en las últimas décadas, lo dice con toda claridad: “Al buscar personas para contratar, debes de buscar tres cualidades: integridad, inteligencia y energía. Y si no tienes la primera, las otros dos te matarán”.

En la sesión del Foro Económico Mundial de este año se habló mucho del nuevo rol que deben de jugar las empresas para buscar el bien común, para construir una sociedad más justa, y con oportunidades para todos. Cada vez son más los inversionistas y la sociedad misma que exige que las empresas tengan un enfoque a la famosa descripción “ESG” por sus siglas en inglés, o enfoque al Medio ambiente, Social y Gobernanza Corporativa. “Cómo” se organicen las empresas para salir de esta crisis post COVID va a ser tan importante como el para hacer “qué”.

Tenemos algunas guías útiles para establecer un enfoque hacia la integridad en las empresas. Precisamente el Fondo Económico Mundial acaba de publicar una serie de lineamientos o consejos sobre cómo se pueden organizar las empresas para tener un enfoque hacia la integridad. Uno de los autores de este documento es nuestro amigo Max Kaiser. En este documento nos hablan de la importancia de tener Acciones Colectivas que ayuden a monitorear si los esfuerzos están teniendo éxito o no. Por supuesto que también estas iniciativas pueden ser de carácter voluntario hacia el interior de las organizaciones.

Después de varios años de iniciativas de Acciones Colectivas anticorrupción y la amplia gama de experiencias acumuladas en todo el mundo por empresas, asociaciones empresariales y otro tipo de organizaciones, existe consenso en que la Acción Colectiva puede adoptar cuatro formas principales según la longitud y la amplitud de las actividades involucradas (de esfuerzos más largos a corto plazo, que abarcan objetivos sectoriales u objetivos específicos por proyecto) así como si son de carácter voluntario o implican algún tipo de aplicabilidad o supervisión externa.

– Declaraciones anticorrupción: Declaraciones públicas y compromisos voluntarios, basados en principios y éticos con respecto a los principios de integridad que pueden fomentar un grupo de empresas o un grupo de empresas conjuntamente con otros actores de la sociedad civil, por ejemplo, una ONG anticorrupción, y / o el sector público, por ejemplo, una agencia anticorrupción.

– Iniciativas de establecimiento de estándares: Desarrollo de marcos y estándares anticorrupción específicos adaptados para abordar problemas y debilidades sectoriales específicos, como un código de ética, un código de mejores prácticas, etc., que se desarrollan con la ayuda de asociaciones de empresas u organizaciones similares, y que ayudan en estandarizar ciertas políticas de integridad dentro de un sector específico y alinear las prácticas de miembros individuales.

– Iniciativas de creación de capacidad: Las empresas comparten conjuntamente sus conocimientos, recursos y herramientas de sus programas de cumplimiento, y con la ayuda de sus profesionales de cumplimiento, para ofrecer oportunidades concretas de creación de capacidad y capacitación para otras empresas que forman parte (o no) de sus cadenas de suministro y valor, en particular las PYME, así como para funcionarios y organizaciones El objetivo de estas iniciativas es ayudar a crear o mejorar sistemas y herramientas de cumplimiento en organizaciones más pequeñas y / o menos ingeniosas.

– Pactos de Integridad: Acuerdos que implican un mayor nivel de compromiso de sus miembros, y que son más comúnmente utilizados en concursos públicos especícos o licitaciones para grandes proyectos de infraestructura, eventos deportivos, para procedimientos de adquisición, etc., con el objetivo de prevenir el soborno, los conictos de intereses, etc. Pueden incorporar un proceso de seguimiento y certicación externo que puede incluir sanciones en caso de incumplimiento, desde las menores hasta incluso la exclusión de la iniciativa.

Aquí hay 6 formas en que la integridad puede mejorar su
negocio:
Mejor cultura de empresa. Si aquellos en posiciones de liderazgo se comportan con integridad y los empleados hacen lo mismo, entonces habrá más conanza mutua y respeto dentro de la organización. Esto se traduce en una gran cantidad de benecios adicionales: arreglos de trabajo exibles, moral mejorada, mejor comunicación y más dinero sobrante para celebrar todo el trabajo duro que los empleados están haciendo.

Clientes más satisfechos. Operar un negocio con integridad hará que los clientes se sientan seguros y protegidos. No se sentirán aprovechados y querrán seguir dándole su negocio una y otra vez. Te recomendarán a los demás y se convertirán en tus
mayores defensores.

Atraer a los empleados con integridad. En muchos sentidos, la integridad es una profecía autocumplida. Las organizaciones que valoran y priorizan la integridad atraerán a los empleados que hacen lo mismo. Los jóvenes que ingresan a la fuerza laboral ahora están especialmente preocupados por trabajar para organizaciones que se comportan éticamente y son socialmente conscientes. Atraiga a los mejores talentos haciendo que la integridad sea una parte clave de su plan de negocios.

Crecimiento y beneficios sostenibles y mejor rendimiento general. Priorizar las ganancias sobre todo lo demás no es una buena estrategia comercial a largo plazo (¡realmente no es una estrategia en absoluto!). Las organizaciones que ponen las ganancias por encima de la integridad corren el riesgo de dañar sus relaciones y reputación. Los dividendos de la integridad no se pueden exagerar: resulta que la integridad impulsa el rendimiento corporativo.

Evitar problemas legales. Una y otra vez, somos testigos de que las empresas inviertan tiempo, esfuerzo y dinero en reducir las multas impuestas como resultado de que cometan infracciones en lugar de comportarse de una manera que les hubiera impedido incurrir en las multas en primer lugar. Claro, puede contratar a un abogado, pero la mejor (y más barata) manera de manejar problemas legales es evitar entrar en ella.

Impacto positivo en la comunidad y en la sociedad en su conjunto. Los negocios en una democracia no funcionan en un vacío de ética. Actúa como un tejido vital en el tejido de la sociedad, dando forma al intercambio mutuo de beneficios. Proponer que una operación empresarial está obligada a asumir un papel positivo en el bienestar económico y social de la comunidad no es socialista. Es simplemente un buen negocio.

Consulta la versión original en: El Universal, La integridad de los Negocios

INFORMACIÓN MEDIO




INFORMACIÓN DE CONTACTO








SINO

Por favor, acepta nuestro aviso de privacidad para poder registrarte.
×

¿Te interesa ser patrocinador de nuestros eventos?

Compártenos tus datos para ponernos en contacto






×

Sobre la empresa:

NOMBRE DE LA EMPRESA:
NÚMERO DE EMPLEADOS:
CIUDADES DONDE SE TIENE PRESENCIA:
ESTADO DE LA OFICINA SEDE:

Sobre la persona:

NOMBRE:
HORARIO DE CONTACTO:
CORREO DE CONTACTO:
NÚMERO DE CONTACTO:

×
Send this to a friend