El virus que llegó antes de la pandemia

Artículo escrito por C.P. y M.F. Raúl Villarreal Álvarez, Consejero Delegado de Grandes Empresas de Coparmex Nacional

Nuestro Gobierno tenía graves enfermedades crónicas antes del COVID-19. A la llegada de este virus, desconocido por todos, se hicieron latentes sus más graves padecimientos.

Una hipertensión política causada por el mal hábito de polarizar a grupos sociales y descalificar a quien no esté de acuerdo con su opinión, y de cualquier propuesta o simple interlocución con el sector empresarial.

Se habla también de pérdida de la memoria, que trajo como consecuencia el desconocer grandes proyectos e inversiones previamente autorizadas, no por una persona sino por un Gobierno, sin importar el daño a la credibilidad y reputación como país para los ojos internacionales.

Afectaciones a la población vulnerable

Como síntoma de este virus, esta administración perdió el olfato y el gusto a las necesidades de la población vulnerable, cancelando estancias infantiles y descuidar el abastecimiento de medicinas para niños con cáncer. No le importa el diagnóstico de contar con las arterias obstruidas que enferman el corazón de todo nuestro país, y dan vida al sustento de las familias e incluso a sus programas sociales que son las empresas y la economía.

Algún especialista le debería de decir a este gobierno enfermo, que la meditación y los mantras de decir todos los días que vamos bien, no funciona ante la disfunción cognitiva o algún tipo de trastorno psicótico.

La falta de oxigenación a las pequeñas y medianas empresas, pone en alto riesgo el funcionamiento de todo el organismo y la hipoxia seguirá enrareciendo sus decisiones. La negación de los niveles de temperatura, de azúcar, presión sistólica y PH, por el simple hecho que no le favorecen, dejan más lejos que nunca una acción preventiva o atención oportuna ante sus auto recetados: “otros datos”.

El decir que combatirá la infección de los demás, como enfermedad que aqueja a su alrededor durante muchos años, es difícil de creer cuando está rodeado de agentes con un alto grado organismos patógenos en sus entrañas.

Los efectos secundarios de un coronavirus

Hoy el COVID-19 nos muestra una radiografía de la negligencia, falta de sensibilidad, el intento de concentración de poder y el desmantelamiento de nuestras instituciones, incluyendo el del sector salud.

Todos hemos sufrido las consecuencias, la diferencia hoy ante la emergencia sanitaria y la eficiencia o no para la cobertura de las vacunas, puede ser la diferencia entre la vida y la muerte de miles de personas y como consecuencia de la economía del país y su recuperación.

Si este gobierno no tiene cura, es nuestra obligación buscar uno saludable, acorde a los nuevos retos, eficiencia y fortaleza que requieren los tiempos actuales. Y ese cuidado de nuestra salud como país, sí depende de cada uno de nosotros.

Consulta la versión original en: Mundo Ejecutivo, El virus que llegó antes de la pandemia

    INFORMACIÓN MEDIO




    INFORMACIÓN DE CONTACTO








    SINO

    Por favor, acepta nuestro aviso de privacidad para poder registrarte.
    ×

      ¿Te interesa ser patrocinador de nuestros eventos?

      Compártenos tus datos para ponernos en contacto






      ×

        Sobre la empresa:

        NOMBRE DE LA EMPRESA:
        NÚMERO DE EMPLEADOS:
        CIUDADES DONDE SE TIENE PRESENCIA:
        ESTADO DE LA OFICINA SEDE:

        Sobre la persona:

        NOMBRE:
        HORARIO DE CONTACTO:
        CORREO DE CONTACTO:
        NÚMERO DE CONTACTO:

        ×
        Send this to a friend