COPARMEX – Confederación Patronal de la República Mexicana

Coparmex
  1. Home
  2. »
  3. Mensajes del Presidente
  4. »
  5. Mensaje pronunciado por Gustavo A. de Hoyos Walther ante la Asamblea Plenaria de la 108…

Mensaje pronunciado por Gustavo A. de Hoyos Walther ante la Asamblea Plenaria de la 108 Conferencia Internacional del Trabajo

Autoridades de la OIT

Delegados y representantes a la CIT

En nombre de los empleadores de México, felicito a la Organización Internacional del Trabajo con motivo de su primer Centenario.

Este aniversario debe ser motivo para celebrar el papel protagónico que ha tenido la organización a lo largo de su existencia en el mundo del trabajo, pero sobre todo, para discutir los desafíos que debe enfrentar la OIT en los años por venir.

Hoy debe reconocerse sin ambigüedades, que el principal reto global en matería del trabajo, es la creación y conservación de empleos.

De ordinario se olvida, que en el mundo entero, no se están creando los suficientes puestos de trabajo para que todo aquel que quiera trabajar, encuentre una oportunidad de hacerlo.

Por ello, el principal objetivo de la organización, debería de centrarse en los próximos años, en promover las condiciones necesarias para que a nivel global, en cada país miembro y en el ámbito subnacional, se induzca y estimule la inversión productiva para la creación y el crecimiento de las empresas, que es la acción que precede a la creación de cada puesto de trabajo.

Pareceria que por momentos, la retórica y el esfuerzo institucional  se centra primordialmente en aspectos que aunque relevantes, no son la regla ordinaria en la relaciones laborales, como es el caso del acoso y la violencia en el trabajo.

La discusión sobre el futuro del trabajo, solo tiene verdadero sentido, si en el presente, se pone al centro de la acción institucional, estimular de manera eficaz la creación de más y mejores empleos, teniendo como medio para ello, fomentar condiciones para que haya más empresas. Que se formen, sean productivas, se mantengan en operación y eventualmente puedan crecer.

Esto pareceria evidente, pero no siempre se tiene presente en las discusiones sobre el futuro del trabajo.

Especialmente ahora, cuando la evolución hacia la automatización parecería amenazar el mantenimiento de los empleos actuales y el ritmo de creación de los nuevos empleos, la centralidad del enfoque en la creación de empleos debe orientar el quehacer institucional.

Quiero compartir con ustedes algunas de las principales preocupaciones de la Confederación Patronal de la República Mexicana, acerca de los retos que gravitan en torno a las relaciones de trabajo en el mundo, y los desafíos de las organizaciones responsables de afrontarlos.

Una primer discusión, que debería profundizarse al interior de la OIT, es que tipo de estímulos formativos, regulatorios o de financiamiento requiere un emprendedor individual, una empresa pequeña o mediana, un grupo empresarial nacional consolidado, o incluso un gran conglomerado internacional, para detonar su crecimiento y generar con ello más empleos.

Una segunda reflexión que deberia iniciarse, es sobre el balance entre el creciente cúmulo de derechos que se atribuyen al “trabajo decente” y la necesidad de sostenibilidad económica de cada puesto de trabajo. Si ese planteamiento no se atiende con la debida profundidad, el equilibrio puede romperse.

Una tercer dimensión, tiene que ver el reto que implica la creación de capacidades y habilidades básicas para el trabajo productivo, como condición para erradicar la pobreza extrema.

La falta de destrezas para realizar un trabajo que genere un mayor valor agregado, es determinante para que amplísimos sectores de la población no puedan acceder a la estabilidad del trabajo y a niveles de remuneración que les garanticen ingresos por encima de la línea del bienestar.

El cuarto planteamiento, tiene que ver con el papel que corresponde a las autoridades nacionales y sub nacionales, en la definición de una política nacional de remuneraciones de largo plazo, y la intervención de las organizaciones de empleadores y trabajadores, en la determinación y seguimiento de dicha política.

En muchas jurisdicciones, la discusión es solo con un enfoque de corto plazo, sin una perspectiva de largo aliento, y al mismo tiempo, el protagonismo de las representaciones de empleadores y trabajadores, está en un proceso decreciente.

Finalmente, es indispenable reconocer y revalorar el papel determinante de la empresa en la generación sostenible de bienestar.

En todo el mundo, sin importar la orientación ideológica de los gobiernos, se aspira y se habla profusamente por los líderes políticos y los gobernantes, del desarrollo con bienestar.

Nadie puede estar en contra de esa aspiración. Sin embargo, lo que se olvida con frecuencia, es que tanto el desarrollo como el bienestar, solo es posible a través de la creación de riqueza, lo que en sí mismo presupone la existencia de empresas, de más y mejores empresas.

Por ello, de cara a su segundo siglo, la Organización Internacional del Trabajo deberá de dar mucha más relevancia a las reflexiones y acciones para impulsar que se creen muchas más empresas, económicamente viables y socialmente responsables.

El Estado no puede por sí mismo, enfrentar el desafío de promover el bienestar. Acaso puede estimularlo.

Solo el trabajo lleva a cada individuo a lograr su propia realización.

Desde la Coparmex, la organización de los patrones de México, dejamos testimonio de nuestra convicción de que a través del diaólogo social, si es posible avanzar hacia una sociedad donde un gobierno compacto y eficiente se enfoque fundamentalmente en crear condiciones de prosperidad.

Donde los trabajadores, cuenten con educación y destrezas suficientes para incorporarse al trabajo productivo, obteniendo niveles crecientes de remuneración.

Y donde las empresas, cumplan con su función de crear riqueza, cubriendo los impuestos necesarios para que opere el gobierno de forma eficaz, y sobre todo, creando empleos justamente remunerados, única via sostenible para el desarrollo con bienestar.

Muchas gracias.

Gustavo de Hoyos Walther Presidente Nacional

Confederación Patronal de la República Mexicana

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Democracia en riesgo

Artículo de opinión escrito por José Medina Mora, Presidente Nacional de Coparmex | Vía: @Excelsior X: @JoseMedinaMora Después de las elecciones del 2

Un gabinete ¿técnico o político?

Artículo de opinión escrito por Carlos Villaseñor Franco, Vicepresidente Nacional de Finanzas de Coparmex | Vía:@elsolde_mexico X: @CarlosD_VF En octubre dará inicio una