Confederación Patronal de la República Mexicana
  1. Home
  2. »
  3. Artículos de Opinión
  4. »
  5. 2024: que el discurso NO sostenga las omisiones de la práctica

2024: que el discurso NO sostenga las omisiones de la práctica

Carlos Villaseñor FrancoArtículo de opinión escrito por: Carlos Villaseñor Franco, Vicepresidente Nacional de Finanzas en Coparmex | Vía sinembargo

Twitter:  @CarlosD_VF

“Ejercer responsablemente nuestra elección en esta contienda debiera ser una estrategia medible, alcanzable”

Para las elecciones federales ya inició el año regresivo, es decir, estamos a menos de 365 días para que el país ponga una cara nueva en la dirigencia -espero que más que una cara, sea una estrategia fuerte y sostenible- pero eso, lo estaremos viendo en este proceso electoral que pronto iniciará legalmente, aunque en términos reales esto ya se está cocinando.

Y esta premura agitada con la que inician, siempre pone antenas en los temas que importan y donde el discurso pretende sostener las omisiones que se viven en la práctica; es aquí, donde hay que analizar, medir y cuestionarnos el ejercicio público que, en teoría, daría a la democracia frentes votantes, es decir, poner ojos en los indicadores que están dando sostén a este sexenio.

Entonces, partamos de ahí. Los frentes votantes son los que nos hacen evaluar cómo vivimos estos casi seis años de Gobierno Federal en términos de: Salud, Economía, Educación, Seguridad, Innovación y crecimiento económico. Elementos que tú y yo vivimos en lo cotidiano, en los bolsillos, en las aulas y en los servicios de seguridad y salud pública. Vale la pena detenernos y hacer lecturas de las realidades.

Pero más que lecturas, es necesario hacer evaluaciones y dejar el romance político mañanero; es pedir, exigir y saber que los mexicanos necesitamos acciones y soluciones, que sean congruentes al discurso, México es más que las promesas que no se cumplen, y los mexicanos SI nos damos cuenta, lastimosamente tenemos otras preocupaciones que nos hacen pensar en que la democracia no es prioridad cuando sí lo es.

Ejercer responsablemente nuestra elección en esta contienda debiera ser una estrategia medible, alcanzable, con organismos que no solo garanticen a los electores su capacidad de votar, sino, que evalúen las propuestas de los candidatos y su posible ejecución en la práctica. Yo sigo esperando que la gasolina vuelva a costar siete pesos y tener un servicio de salud como los de Dinamarca; en fin, hay buenos oradores.

Ya no son los colores ni los partidos, es la calidad humana, capacidad y la voluntad de quienes llegan a las curules, los escaños y a la silla presidencial. En la iniciativa privada lo tenemos claro, son más empresarias y empresarios que hemos apostado por mejorar continuamente las condiciones de todos los colaboradores del país, no queremos que nos cuelguen la medallita, pero sí que no se desvirtué lo que desde el sector productivo se ha propuesto, como el incremento a los salarios, más días en los periodos vacacionales, temas en cesantía y vejez, y sobre todo, la voluntad de sumar y proponer, que aunque pareciera silencioso ha mejorado por mucho la calidad de vida de los Mexicanos.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

PUBLICACIONES RELACIONADAS