¿Aliados o enemigos?

Artículo de opinión escrito por Rosa Marta Abascal,  Vicepresidente de Comunicación e Incidencia COPARMEX | Vía Reforma

Twitter: @rmabascal

De acuerdo con datos del INEGI sobre “la población ocupada según sector de actividad económica”, el 4.8% de las personas trabajan en gobierno u organismos internacionales. El 95.2% de las personas ocupadas laboralmente lo hacen en micro, pequeñas, medianas y grandes empresas.

Un total de 40.3% de la fuerza laboral en México trabaja en micronegocios, 14.6 en pequeñas empresas, 10.1 en medianas empresas y sólo 8.8% en grandes empresas.

Y los dueños de los micronegocios ¿son empresarios? Los empresarios dirigimos, gestionamos una empresa, asumimos riesgos en inversión, en innovación, generamos estrategias para ser rentables, para poder pagar sueldos a nuestros colaboradores e impuestos para el gobierno y utilidades para poder mantenernos en el mercado ofreciendo productos y servicios con calidad. Los dueños de micronegocios sí son empresarios.

Y entonces, ¿es la empresa, de cualquier tamaño, una amenaza o una fuente de riqueza para México? Los empresarios ocupamos un lugar de capital importancia en la configuración de la sociedad. Nuestras decisiones tienen efectos multiplicadores y repercusiones en el tejido económico y social de nuestro México. De ese tamaño es nuestra responsabilidad.

Los empresarios, los que todos los días trabajamos para hacer de este México un lugar mejor, tenemos profundos compromisos con la sociedad, compromisos que giran en torno a las personas que forman parte de nuestras empresas y sus familias, así como compromisos con el medio ambiente.

Nuestra mayor responsabilidad es la creación de empleo digno, con salarios justos, que promueva una vida digna de todo aquel que dependa de nosotros. Esto repercutirá en una sociedad más segura, con mayor acceso a la salud y a la educación.
Pero hay una segunda responsabilidad que no podemos olvidar, la responsabilidad ante la sociedad, que necesariamente se traduce por un lado en un compromiso de cero corrupción y por el otro en la protección de nuestra casa común, del medio ambiente, lo cual favorece un mejor desarrollo y convivencia humana.

Siempre está la tentación de enfocarnos en las ganancias, en las utilidades, en la sed de poder. Es de allí que hemos de reconocer que no todos los empresarios han sido aliados de la sociedad. Sin embargo, somos muchos más los que todos los días nos esmeramos en generar valor económico, en cumplir con los compromisos que hemos adquirido, en capacitar a nuestros colaboradores, en generar continuidad para seguir sirviendo. Somos aliados de la sociedad, somos aliados de México.

Todos los días arriesgamos, todos los días trabajamos, hacemos gala de creatividad, de compromiso actuante, de visión trascendente, de espíritu empresarial, de autoexigencia y de esperanza porque estamos convencidos de que este es el tiempo del empresario mexicano que está demostrando que la economía de mercado con responsabilidad social y con la persona al centro de las decisiones, es la vía correcta para resolver los problemas de México.
La autora es Vicepresidenta de Comunicación e Incidencia de Coparmex. #OpiniónCoparmex

 

Acceder

¿Olvidaste la contraseña?

    INFORMACIÓN MEDIO




    INFORMACIÓN DE CONTACTO








    SINO

    Por favor, acepta nuestro aviso de privacidad para poder registrarte.
    ×

      ¿Te interesa ser patrocinador de nuestros eventos?

      Compártenos tus datos para ponernos en contacto






      ×

        Sobre la empresa:

        NOMBRE DE LA EMPRESA:
        NÚMERO DE EMPLEADOS:
        CIUDADES DONDE SE TIENE PRESENCIA:
        ESTADO DE LA OFICINA SEDE:

        Sobre la persona:

        NOMBRE:
        HORARIO DE CONTACTO:
        CORREO DE CONTACTO:
        NÚMERO DE CONTACTO:

        ×
        Send this to a friend