Confederación Patronal de la República Mexicana
  1. Home
  2. »
  3. Artículos de Opinión
  4. »
  5. Ante el cochinero, ¿qué sigue?

Ante el cochinero, ¿qué sigue?

Artículo escrito por Fernando Sánchez Argomedo, Presidente de la Comisión de Innovación Empresarial de Coparmex vía El Sol de México

Si queremos un país en donde se respeten nuestras libertades y haya posibilidades para desarrollar nuestras capacidades, teniendo condiciones para una vida digna, los ciudadanos debemos dar un paso adelante.

Este es un llamado a las mexicanas y los mexicanos que están dispuestos a caminar juntos y construir un país viable y con esperanza.

Nunca habíamos valorado tanto la pluralidad, única forma que existe para resolver los grandes problemas y superar los enormes retos que tiene nuestro amado México.

La realidad, fundada en la verdad, es decir, en lo que irremediablemente es y existe a pesar de lo que piense o diga cualquier persona, tiene varios aspectos o puede verse desde diferentes puntos de vista. Esta es la razón por la que necesitamos ser plurales.

La pluralidad es ese ejercicio de entendernos como diferentes pero complementarios y, al mismo tiempo, es un elemento central para resolver los grandes retos que enfrenta el país. Dada la complejidad se requiere diálogo, y para que exista es necesario escuchar.

Esto es una democracia, un espacio en el que las diferentes visiones sobre cómo resolver los retos que enfrenta una nación se encuentran en un ejercicio de diálogo plural que los aborda siempre con un espíritu de buscar lo mejor. No siempre es fácil, ya que muchas veces la ventana por la que vemos la realidad nos limita verla integralmente. Por eso es tan importante escuchar y comprender para avanzar.

En este momento México esta viviendo una encrucijada, nos estamos jugando el seguir construyendo nuestra incipiente democracia, que implica la pluralidad y el diálogo, o seguir un camino diferente y pobre que es la idea del pensamiento único emanado de una mente que tiene “la solución” para todos los problemas. Esa triste idea del gobierno de un caudillo, tlatoani o semidiós provoca daño, genera parálisis, pobreza máxima en las decisiones, afectación a muchas personas que forman parte de la misma realidad y que se ven limitadas por la pobre visión de quien solo ve un aspecto de la misma.

No es un planteamiento entre un pasado con enormes defectos y un presente con muy malos augurios, no es tampoco una dialéctica marxista. Es darnos cuenta como ciudadanos del enorme reto que tenemos enfrente y que no podemos permanecer ociosos esperando a ver qué sucede o a que “otros” resuelvan los problemas cruciales del país.

¡Paso al frente ciudadano responsable!, necesitamos de tu ímpetu de tus brazos de tu mente y de tu compromiso por construir un México con un futuro promisorio y con visión de grandeza.

En COPARMEX hemos dado ese paso, con una verdadera intención que suma y no que confronta. Hemos convocado para construir con la sociedad el Modelo de Desarrollo Inclusivo. La clave para tener un futuro viable como país es lograr que todos quepamos con las mismas oportunidades, sobre todo aquellos que se han quedado olvidados en el camino, los pobres, los discapacitados y todas aquellas personas que por alguna razón han sido excluidos del desarrollo. #OpiniónCOPARMEX

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

PUBLICACIONES RELACIONADAS