Comparecencias de funcionarios de salud federal en el Congreso, carecieron de autocrítica ante el mal manejo de la pandemia por Covid-19 en México

Comparecencias de funcionarios de salud federal en el Congreso, carecieron de autocrítica ante el mal manejo de la pandemia por Covid-19 en México

  • No se vislumbra un cambio en la estrategia federal seguida hasta el momento
  • Es urgente modificar el rumbo si no se quiere llegar pronto a los 100 mil mexicanos fallecidos a causa del COVID-19

En la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión comparecieron el Secretario de Salud del Gobierno Federal y los titulares del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI).

Ello como un ejercicio de rendición de cuentas de los funcionarios públicos, que se considera indispensable en la coyuntura actual, con más de 880 mil casos de y casi 90 mil personas fallecidas por la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19).

El panorama luce alarmante y la situación es crítica. Además, según los datos reportados por la británica Universidad de Oxford, en México el 30 por ciento de las pruebas para COVID-19 resultan positivas, la segunda tasa más alta del mundo, lo que no sucedió en los peores días de la pandemia en lugares como Nueva York, Madrid o Italia.

Esta cifra refleja que la magnitud de la epidemia en México es mucho más grande de lo pensado, que las medidas de distanciamiento social han sido insuficientes y son insostenibles en el tiempo, por ello es que se requiere de acciones adecuadas para cortar con las cadenas de contagio.

Durante sus intervenciones, los funcionarios públicos del sector salud expusieron una gran cantidad de estadísticas y números respecto del avance del COVID-19 en México, así como un recuento de las medidas que se han implementado.

Asimismo, en todo momento hicieron comparaciones con otras naciones, asegurando que, de acuerdo con la información oficial de cada gobierno, podíamos estar peor. Por ejemplo, se señaló que México se ubica en el lugar 15 de los países con más afectación por el SARS-CoV-2, con respecto al número de contagiados por cada 100 mil habitantes.

En numerosas ocasiones, tanto el Secretario de Salud, como los titulares del IMSS, ISSSTE e INSABI recordaron que el sistema de salud que recibió la Administración actual estaba caracterizado por el abandono y la precariedad, lo cual, según ellos, fue un factor determinante para atender a las personas que padecieron esta enfermedad.

También hablaron de la compra de insumos médicos, de las medidas de distanciamiento social, la reconversión hospitalaria, pero los funcionarios federales dejaron de lado -como era de esperarse-, un ejercicio de autocrítica, así como un análisis objetivo de lo que no se ha hecho, y que de haberse considerado desde un inicio, el panorama no sería tan sombrío.

En la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) consideramos que es especialmente importante que todas las entidades aceleren la implementación de estrategias de trazabilidad de contactos y contención, para así romper la cadena de transmisión del virus. El seguimiento de casos positivos y sospechosos, además del aislamiento a los probables infectados, es imprescindible para cortar las cadenas de contagio y con ello reducir la cantidad de personas fallecidas.

También consideramos que es necesario realizar “pruebas y más pruebas” a los casos sospechosos y a sus múltiples contactos. Esto con el objetivo de identificar a las personas afectadas en el momento más temprano de la infección, así como de evitar el mayor número de contagios; de aislar los casos y mitigar el crecimiento exponencial del virus. Nuestro país realiza únicamente 13 pruebas por cada 1,000 habitantes, mientras que países como Alemania realizan 230, y, Reino Unido, 345.

Para detener la propagación de COVID-19 tampoco debemos olvidar un elemento más: el uso del cubrebocas, tal como lo recomendaron el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En la COPARMEX estamos convencidos que en espacios públicos, donde el distanciamiento físico pueda resultar difícil, utilizar cubrebocas es una medida muy efectiva para evitar la propagación del virus. Asimismo, consideramos importante analizar lo mencionado por las autoridades sanitarias del país, que abordaron este tema y otras de gran relevancia, como el desabasto de medicamentos y la falta de atención a niños con cáncer.

Adjunto encontrarán un análisis detallado de las intervenciones de los funcionarios de salud.

 

X X X

    INFORMACIÓN MEDIO




    INFORMACIÓN DE CONTACTO








    SINO

    Por favor, acepta nuestro aviso de privacidad para poder registrarte.
    ×

      ¿Te interesa ser patrocinador de nuestros eventos?

      Compártenos tus datos para ponernos en contacto






      ×

        Sobre la empresa:

        NOMBRE DE LA EMPRESA:
        NÚMERO DE EMPLEADOS:
        CIUDADES DONDE SE TIENE PRESENCIA:
        ESTADO DE LA OFICINA SEDE:

        Sobre la persona:

        NOMBRE:
        HORARIO DE CONTACTO:
        CORREO DE CONTACTO:
        NÚMERO DE CONTACTO:

        ×
        Send this to a friend