Confederación Patronal de la República Mexicana
  1. Home
  2. »
  3. Artículos de Opinión
  4. »
  5. Conocer la agenda pública es el empoderamiento de la ciudadanía

Conocer la agenda pública es el empoderamiento de la ciudadanía

Artículo escrito por Sandra Valentina López, Consejera Delegada de la Agenda 2030 de Coparmex vía @SinEmbargoMX

“La agenda pública es un termostato de las preocupaciones y prioridades de los ciudadanos en un momento dado, influyendo en la dirección de las discusiones políticas y las acciones gubernamentales”.

La información es poder, pero su verdadero valor yace, no sólo en poseerla, sino en nuestra capacidad para cuestionarla, comprenderla y utilizarla para desafiar las estructuras existentes, transformándola así en un cambio consciente y deliberado en la trama de nuestra sociedad.

La agenda pública muchas veces la identificamos solamente con la agenda política, pero Ortega y Gasset la definió como: “la agenda que engloba los asuntos académicos, intelectuales, sociales, religiosos e, incluso, de usos y costumbres como la gastronomía y estilo de vida”. Si tomamos esto como cierto, podemos definir que la agenda pública es sinónimo de vida social y para ello, entonces entramos en la actividad de la participación ciudadana en los asuntos públicos.

La agenda pública muestra lo que una sociedad quiere y valora, lo que nos preocupa, indica lo que nos es importante para la comunidad con sus diferencias de perspectivas y valores. Este aspecto de la vida social es crucial para la democracia y tiene el potencial de transformar sociedades enteras, derribar barreras injustas y forjar un futuro más equitativo y democrático para todos.

La utilización de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC’s) están revolucionando la forma en que los ciudadanos interactúan en los espacios públicos y privados, e incluso los políticos. Decía Franz Fanon: “lo que importa no es conocer el mundo, sino cambiarlo”.

La Inteligencia Artificial (IA) se está utilizando de forma analítica para mejorar la comunicación entre los ciudadanos y los representantes políticos. Los chatbots, por ejemplo, pueden proporcionar información instantánea sobre trámites gubernamentales, políticas públicas o eventos políticos, facilitando una mayor interacción ciudadana.

Otras de las tecnologías adoptadas es la Realidad Aumentada (RA) y Virtual (RV) para la Educación Cívica. Ambas son tecnologías emergentes que pueden ser usadas para crear experiencias inmersivas que nos enseñen sobre la historia, el sistema político o los procesos legislativos, y así, fomentando una comprensión y compromiso más profundo con los asuntos públicos.

Herramientas de Vigilancia Ciudadana y Reporting, cómo el Centro de Integración Ciudadana (CIC), que permiten a los ciudadanos reportar problemas locales (baches, fallas en servicios públicos, lugares o actos inseguros etc.) directamente a las autoridades y así, mejor la eficiencia de comunicación y más fácil la respuesta de los servicios públicos.

Datos Abiertos y Big Data: los gobiernos y las organizaciones están utilizando estas herramientas para mejorar la transparencia y permitir un análisis más profundo de los problemas públicos.

Sin embargo, en la utilización de las TIC’s existen riesgos que deben de ser considerados ya que estas facilitan una rápida difusión de la información falsa, lo que conocemos como FAKE NEWS. Esto puede llegar a confundirnos y polarizar aún más los debates afectando la realidad, la calidad del discurso democrático y manipular la opinión pública.

Por ejemplo, el uso de bots y trolls en redes sociales para influir en los procesos electorales; recordemos los casos de Cambridge Analytica o la manipulación de los menajes que llevaron a los hechos violentos del 6 de enero del 2021 en el capitolio en Washington DC.

La agenda pública es, por tanto, un termostato de las preocupaciones y prioridades de los ciudadanos en un momento dado, influyendo en la dirección de las discusiones políticas y las acciones gubernamentales. Utilicemos las herramientas para compartir, informar, generar criterios y empoderarnos como ciudadanos de forma responsable, y cuidando su buen uso; pues hoy son fundamentales en la vida de la mayor parte de la sociedad.

No podría dejar de mencionar la importancia que estas tecnologías tienen en los jóvenes que son hoy el grupo más importante al que motivar para que participe en política, ejerciendo la acción básica que es el ir a VOTAR de manera informada para su mejor futuro. #OpiniónCoparmex

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

PUBLICACIONES RELACIONADAS