El Crecimiento Sí Importa

Artículo escrito por nuestro Presidente Nacional Gustavo A. De Hoyos Walther

Twitter: @gdehoyoswalther

En el “Tercer Informe de Gobierno al Pueblo” el Presidente Andrés Manuel López Obrador minimizó la importancia del crecimiento.  

Señaló que poco a poco se desecharía “la obsesión tecnocrática de medirlo todo en función del simple crecimiento económico”. Aseveró que para su gobierno “lo fundamental no es lo cuantitativo, sino la distribución equitativa del ingreso y de la riqueza”.

Apenas el 1 de Diciembre pasado, cuando quien tomaba protesta como Presidente de México, fustigó a los gobiernos del “periodo neoliberal” por el bajo crecimiento, y al descalificar todo mérito al 2.0% promedio de crecimiento, a partir de ese dato, pontificó sobre el fracaso del modelo económico imperante.

Llama la atención que quien en los albores de su administración comprometió un crecimiento promedio del Producto Interno Bruto del 4.0% a lo largo del sexenio, ahora minimice la importancia del incremento del PIB.

Es evidente que este cambio de discurso en alguna medida es un reflejo del nulo nivel de crecimiento que hoy experimenta la economía del País, y que en buena medida se debe a los errores que se han cometido a lo largo del primer tramo de la gestión del Presidente.

No importa quien o cuando lo niegue: El crecimiento económico sí importa. Es la única vía para lograr el desarrollo y en última instancia, avanzar hacia el bienestar de la población.

En el segundo trimestre de 2019 la economía de México creció 0.0% en términos reales. Durante el primer trimestre decreció -.3%. El saldo del primer semestre de 2019 es negativo.

El estancamiento de la economía mexicana en 2019 se debe en buena medida, a factores de incertidumbre y desconfianza creciente sobre el futuro inmediato, así como al rezago del gasto público que en términos reales observó la peor disminución en 24 años para un inicio de sexenio.

El crecimiento económico es producto de variables observadas pero también de las expectativas y la confianza que los distintos agentes económicos tienen sobre el futuro.

Las expectativas sobre el crecimiento anual para el PIB de México en 2019 de acuerdo con Banxico, se redujeron en promedio de 1.3% en mayo, a un promedio 0.45% en agosto.

La confianza del consumidor, en julio de este año, ligó cinco meses a la baja.  Por otro lado, la confianza empresarial de los cuatro sectores representativos, comercio, construcción, manufacturas y servicios no financieros, muestra una tendencia a la baja desde marzo-abril de 2019.

Ante esta realidad cabe la pregunta: ¿Cuál es la responsabilidad de un gobierno federal para promover el crecimiento económico?

En el corto plazo, impulsar condiciones de confianza, certidumbre y estabilidad político/social. Las mayores amenazas a la confianza son los cambios abruptos de política pública sin sustento técnico, que inciden en la percepción de que las decisiones de política pública están apartadas de la evidencia y dominadas por consideraciones políticas.

En el largo plazo, la batalla es por la productividad y la evolución a las industrias con mayores contenidos de innovación frente a las industrias apalancadas en bienes primarios. Es necesario apostarle entonces a la educación y la innovación.

Tras el concepto agregado de crecimiento económico, subyace la capacidad de los particulares para conjuntar la iniciativa empresarial,  el esfuerzo humano a través del trabajo, y los recursos técnicos para incrementar la productividad.

Si el ciclo del crecimiento económico no se logra, y no se incrementa sustancialmente la creación de riqueza, no hay posibilidad de aumentar los recursos de la hacienda pública que se obtienen a través de contribuciones, y que permiten que los gobiernos construyan infraestructura estratégica y presten los servicios públicos básicos, como los de seguridad, justicia, educación y salud.

Los gobiernos no deben obsesionarse con la idea de repartir o redistribuir la riqueza. La tarea verdadera es crear condiciones de prosperidad para todos, pero en base al esfuerzo individual.

Si el Presidente no quiere fallarle al pueblo no debe equivocarse: México tiene que crecer. El crecimiento no solo es importante. Es todo.

Vía El Universal: https://cpmx.me/2ZGmQiV

INFORMACIÓN MEDIO




INFORMACIÓN DE CONTACTO








SINO

Por favor, acepta nuestro aviso de privacidad para poder registrarte.
×

¿Te interesa ser patrocinador de nuestros eventos?

Compártenos tus datos para ponernos en contacto






×

Send this to a friend