Confederación Patronal de la República Mexicana
  1. Home
  2. »
  3. Artículos de Opinión
  4. »
  5. El SAT y la caza de citas

El SAT y la caza de citas

Artículo de opinión escrito por Reginaldo Martín Esquer Félix, vicepresidente Nacional de Justicia y Asuntos Tributarios de Coparmex | vía Reforma

Twitter: @Reginaldo_EF

Se abrió la temporada de caza, aunque en este caso ya lleva más de un año, los cazadores (contribuyentes) están en la búsqueda de una cita, la presa es la elusiva y complicada, la persecución es durante todo el día y en desvelo por la noche, la acechanza puede durar semanas y no conseguir ni siquiera avistarla. Es realmente agotador y desesperante.

Nos referimos a la ya insostenible negligencia para tramitar y obtener citas ante el SAT. Ya es pública y generalizada la preocupación, ya no resulta tolerable, hemos observado inacción por demasiado tiempo y hemos sido demasiado permisivos, nos estamos acostumbrados a aceptar deterioros en el accionar de gobierno.

El servicio público debe ser digno y eficiente, los ciudadanos debemos ser atendidos con diligencia, con oportunidad, pero si las condiciones no permiten que el servicio público sea el adecuado en todas sus variables habría que seleccionar como prioritario el servicio de la salud pública y, desde luego, también debe ser esencial cuando se trata de contribuyentes que quieren cumplir sus obligaciones en tiempo y forma. Coparmex recientemente realizó una encuesta entre sus socios en todo el país que determinó que más del 87% ha tenido dificultades para obtener citas, y en el 65% de los casos les ha tomado más de 30 días conseguirlas. Antes de que esta administración federal entrara, las citas se conseguían en un máximo de 5 días.

Pareciera tema menor, ¿por qué tanto escándalo por una cita?, porque esas citan podrían ser, por ejemplo, para inscribir en el registro de contribuyentes a una nueva empresa, para tramitar una firma electrónica, para regulación de obligaciones o incluso para presentar una declaración anual. Toda inversión se detiene por ello, toda generación de empleos se detiene y todo porque no dan citas. ¿Esta el gobierno para poner obstáculos? ¿Acaso no tenemos en México prisa para recuperar los 5 millones de empleos perdidos?

Ya se que dirán que hay muchos mecanismos para tramitar citas, que se puede hacer por internet, por el portal del SAT, por teléfono, y aunque existen efectivamente esas alternativas, lo cierto es que las empresas siguen batallando.

Se también que les dirán que el COVID-19 ha impedido retomar con regularidad el trabajo, pero ello es falso, el 100% del personal esta activo, tienen espacios de tiempos muertos de gente que no presenta a sus citas y no los ocupan; deberían mejorar la eficiencia de sus sistemas y si les hiciera falta personal, pues contraten, no nos podemos dar el luje de limitar el desarrollo económico. Quisiera ser cuidadoso con lo que digo.

Pero esto no lo dijo cualquiera, el mismo SAT ha manifestado públicamente que a pesar del esfuerzo hecho para informar que no aceptan gestión de terceros para tramitar, agilizar y obtener citas, y que tampoco aceptan actos de corrupción para obtenerlas, según la encuesta practicada a nivel nacional, mas del 64% de los encuestados han escuchado de actos corrupción relacionados con la agilización para la obtención de citas. Es un problema grave reputacional para una administración federal que dice tener como postulado básico el de erradicar la corrupción.

Solo una reflexión final, nunca he podido entender porque esta administración federal decidió no tomar medidas para aliviar los efectos nocivos del COVID-19 en la economía, como muchos países en el mundo lo hicieron. Mucho hubiera aliviado la mortandad de micros y pequeñas empresas, así como la grave pérdida del empleo formal, pero ahora vemos el problema que existe para obtener una cita que impide el desarrollo de un negocio lo que se me ocurre decir es como dicen en mi pueblo: “Si no ayudan, no estorben”.

Hay desde luego un espíritu colaborativo, aún podemos ponernos de acuerdo, encontraremos juntos soluciones, pero no empiecen por negar lo obvio, de qué sirve que se diga que han atendido como nunca si seguimos batallando más de un mes para conseguir una cita. El inicio para cualquier mejora empieza por reconocer las áreas de oportunidad y luego corregirlas de inmediato, no hay espacio ni tiempo que perder.

En la caza de citas del SAT, dicen, que ya no tendrán sillas en sus instalaciones, serán sustituidas por reclinatorios, quien sabe qué nos querrán hacer, estoy perdiendo interés por obtener una cita, a lo mejor quieren que me haga informal. #OpiniónCoparmex

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Agua en CDMX: sabotaje o ineficiencia

Artículo de opinión escrito por Jorge Ramírez Hernández, Vicepresidente Nacional de Sustentabilidad de Coparmex vía @elsolde_mexico X: @jrh67er El 11 de marzo, el presidente