Confederación Patronal de la República Mexicana
  1. Home
  2. »
  3. Artículos de Opinión
  4. »
  5. El Secreto del Abejorro y la innovación

El Secreto del Abejorro y la innovación

Artículo escrito por Gerardo Trejo Veytia, Secretario General de Coparmex vía El Universal

Mi papá siempre nos contaba la siguiente historia: En la década de los 30’s algunos ingenieros en aeronáutica realizaron estudios sobre el vuelo del abejorro utilizando las leyes de la aerodinámica, en donde tomando en cuenta el peso del cuerpo del abejorro, el tamaño y la velocidad de sus alas, llegaron a la conclusión científica de que el abejorro no puede volar.

¿Y entonces, por qué vuela el abejorro?

—El abejorro vuela porque no sabe aeronáutica.

Y no es que mi padre estuviera en contra de la educación formal ni mucho menos, él estudió ingeniería en San Francisco, CA; más bien lo que quería es que no cayéramos en la trampa cuando alguien nos dijera que algo no es posible o no se puede lograr.

El abejorro vuela porque no sabe que no puede volar, esto es conocido como el Secreto del Abejorro. Tal vez por eso las innovaciones más disruptivas en una industria, provienen a menudo de alguien de afuera de ese sector; ejemplos sobran, Steve Jobs reinventando el teléfono o Elon Musk revolucionando la industria automotriz.

En México es común pensar que la innovación solo puede darse en las grandes empresas y que las pequeñas y medianas (PyMEs) solo pueden crecer y desarrollarse si logran insertarse en las cadenas de valor de las grandes. Pues les tengo noticias, las más recientes y disruptivas innovaciones en el mundo surgieron de empresas de nueva creación (Startups), que empezaron en algunos casos en el garaje de una casa.

Los jóvenes que todavía no tienen tanta “experiencia” son los que llegan a innovar y a cambiar la forma de hacer las cosas en una industria o empresa, al tiempo que la gente mayor, con más experiencia y conocimientos les repiten: esto siempre se ha hecho así, lo que propones no va a funcionar… La realidad es que los jóvenes recién llegados no saben que no pueden volar y por eso en algunos casos, vuelan.

Y no es que los conocimientos y la experiencia no sean importantes, pero estos deben servir para ver cómo sí se puede lograr y no solo para explicar por qué no es posible hacerlo. No importa la edad, hay que mantener una mente y actitud joven.

Claro que para innovar se requiere un método, conocimientos y experiencia, pero también es importante conocer el Secreto del Abejorro y poder desaprender lo que siempre nos han dicho que es imposible cambiar. Un emprendedor debe estar dispuesto a desafiar las reglas y principios establecidos en la industria o sector en el que quiere incursionar, sabiendo que si se puede imaginar o soñar, normalmente se puede llegar a convertir en realidad.

Antes de tener éxito con algo nuevo hay que estar dispuesto a fracasar e intentarlo varias veces, hasta que finalmente alguna nueva idea logra transformar y mejorar radicalmente un producto o servicio. La principal fuente de creación de valor y riqueza en el mundo es la innovación. Todo está en constante evolución, hay que estar dispuesto a estudiar y actualizarse permanentemente: aprendiendo, experimentando, desaprendiendo y volviendo a aprender.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

PUBLICACIONES RELACIONADAS