COPARMEX – Confederación Patronal de la República Mexicana

Coparmex
  1. Home
  2. »
  3. Artículos de Opinión
  4. »
  5. El último neoliberal

El último neoliberal

Artículo escrito por Gerardo Trejo Veytia, Secretario General de Coparmex vía El Universal

Twitter: @gerardo_trejo_v

El neoliberalismo es una teoría política y económica que tiende a reducir la intervención del gobierno. Es una forma de liberalismo que apoya la libertad económica, las privatizaciones y por lo tanto, mayor participación de la iniciativa privada en la actividad económica. Algunos de sus pilares incluyen el libre comercio y la desregulación. El neoliberalismo es sinónimo de libre mercado, sin trabas burocráticas ni privilegios sectoriales.

Después de agotado el modelo de sustitución de importaciones, que posibilitó la etapa conocida como el desarrollo estabilizador y del desastre económico que ocasionaron las políticas populistas y estatistas de los gobiernos de Luis Echeverría y José López Portillo, México empezó a implementar una política de liberalización económica y apertura al mundo, con la entrada al GATT y posteriormente con el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN).

Esto implicó un cambio importante en el modelo económico y de desarrollo de nuestro país, pues pasamos de una economía poco competitiva y cerrada al mundo, a una de las economías más abiertas, logrando más competencia en casi todos los mercados, mayor productividad y una reconversión importante en nuestra planta productiva; sin embargo, el modelo quedó inconcluso, con algunos oligopolios y barreras de entrada para nuevos jugadores. La apertura económica trajo también inevitablemente la apertura y competencia democrática, terminando con la hegemonía de 70 años de partido único.

Tal vez no lo vivieron o no lo recuerdan, pero en México hace algunas décadas, contratar una línea telefónica nueva era casi imposible, pues existía un monopolio gubernamental tremendamente burocrático e ineficiente, el gobierno era dueño de un sinfín de empresas de todo tipo (1155 empresas estatales en los 80’s), desde siderúrgicas, clubes deportivos, y teatros, hasta en algún tiempo la banca nacionalizada. Muchos precios estaban controlados y prácticamente no llegaba inversión privada a estos sectores; se llegó al absurdo de controlar el precio de los cines.

Este modelo colapsó, porque en general el gobierno es mal empresario, ineficiente, burocrático y normalmente en donde participa, inhibe la competencia, convirtiéndose en monopolio. Un buen ejemplo es la contrarreforma eléctrica que está actualmente intentando sacar adelante. El gobierno no debe ser juez y parte, arbitro y jugador, lo que tiene que hacer es asegurar piso parejo y certidumbre jurídica.

Urge promover mayor inversión privada en todos los mercados; la competencia es lo único que nos asegurará buenos productos y servicios a costos competitivos. Los monopolios y oligopolios públicos o privados siempre serán perjudiciales, principalmente para los más pobres. La apuesta debe ser: competencia, innovación y facilitar el  emprendimiento. Debemos consolidar un nuevo modelo de economía de mercado con desarrollo inclusivo.

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Democracia en riesgo

Artículo de opinión escrito por José Medina Mora, Presidente Nacional de Coparmex | Vía: @Excelsior X: @JoseMedinaMora Después de las elecciones del 2

Un gabinete ¿técnico o político?

Artículo de opinión escrito por Carlos Villaseñor Franco, Vicepresidente Nacional de Finanzas de Coparmex | Vía:@elsolde_mexico X: @CarlosD_VF En octubre dará inicio una