Confederación Patronal de la República Mexicana
  1. Home
  2. »
  3. Artículos de Opinión
  4. »
  5. La ruta del gas natural hacia un futuro más sostenible

La ruta del gas natural hacia un futuro más sostenible

Artículo escrito por Leonardo Robles Muñoz, presidente de la Comisión Nacional de Energía vía Alto Nivel

“La generación a base de gas natural ofrece soluciones de alta eficiencia que pueden servir de puente hacia una transición energética exitosa en México”.

Hoy enfrentamos el desafío de abastecer vidas cada vez más ricas en consumo energético dentro de un contexto de lucha contra el cambio climático. Estamos avanzando en la transición a energías renovables, pero persiste el reto de equilibrar las necesidades básicas de las comunidades y el desarrollo económico con acciones para crear un futuro sostenible.

Los efectos de la contaminación ambiental y los embates climáticos son parte de la conversación cotidiana. Diariamente escuchamos noticias sobre la calidad del aire en el centro del país o vemos cobertura sobre eventos inesperados en los patrones del clima. El cambio es urgente y se debe construir en conjunto como muchos proyectos prioritarios con incitativa privada, gobierno, academia y sociedad, siempre con el bienestar socioambiental al centro.

La transición energética no es un obstáculo para el crecimiento. Por el contrario, la intersección entre la seguridad y la transición energética son un catalizador que nos puede mover hacia un futuro mucho más sostenible, con soluciones realmente innovadoras y desarrolladas en colaboración con las comunidades locales.

Brindar energía más responsable

Nuestro país necesita fuentes de energía confiables que ayuden a mantener a las industrias activas en todas las regiones. Actualmente estamos en una carrera por reemplazar el combustóleo, diésel y carbón en las actividades industriales y de generación de energía.

Cada vez más nos acercamos como sociedad global a garantizar el acceso a energía asequible y que ocupa un espacio prioritario para asegurar el bienestar de la sociedad. En esto, la generación a base de gas natural ofrece soluciones de alta eficiencia que pueden servir de puente hacia una transición energética exitosa en México.

El uso de gas natural para generar electricidad contribuye significativamente a alcanzar las metas firmadas en el Acuerdo Climático de París, ya que el gas natural genera menos emisiones en el momento de producción. Asimismo, en promedio, cambiar las centrales eléctricas de combustóleo a gas natural reduciría emisiones de CO2 en un 22% y de dióxido de azufre (SO2) en un 99%.

Los gasoductos existentes de transporte de gas natural se extienden por más de 92,000 kilómetros a través de Norteamérica. Este alcance permite satisfacer la seguridad energética de la población, al mismo tiempo que promueve el desarrollo social y económico en el país incrementando oportunidades de inversión. De igual manera, genera mayores niveles de productividad e inversión para las regiones que tienen acceso a gas natural.

Así, el gas natural se ha posicionado como una fuente de energía que cobra cada vez mayor importancia. Estimaciones recientes señalan que un gran porcentaje de la generación eléctrica se produce en plantas de generación de ciclo combinado a base de gas, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

El gas natural sirve para hoy y nos prepara para el futuro. Es un puente asequible, cercano y sostenible que ayudará a los gobiernos, industrias y comunidades del país a continuar reduciendo emisiones de gases de efecto invernadero en la generación de electricidad.

Compromisos a nivel local

La creciente infraestructura para la transportación y conectividad de gas natural son fundamentales para abastecer nuevas plantas de generación de energía en todas las regiones y facilitar la conversión de las plantas existentes que operan con combustóleo u otras fuentes.

Continuar extendiendo la infraestructura de gasoductos en regiones de potencial crecimiento como en el bajío, sur y sureste del país puede y debe detonar bienestar social con una menor huella ambiental. En este sentido, las inversiones en puerta para el sureste y el bajío de México permitirán generar más fuentes de trabajo y propiciarán beneficios a largo plazo en la calidad del aire de las zonas.

La prioridad es asegurar el acceso a gas natural y mantener costos accesibles de la luz a la par que continuamos fortaleciendo las capacidades de abastecimiento para facilitar la actividad industrial en esas regiones del país, e incrementar la competitividad que acelere un círculo virtuoso de inversiones, especialmente en el sur-sureste del país.

Durante la última década, nuestra relación con la producción, distribución y consumo de energía ha cambiado drásticamente, enfocándose primordialmente en replantear los anteriores modelos.

Desde nuestro punto de vista, la sustentabilidad se trata de continuar satisfaciendo las necesidades energéticas actuales, de manera segura, confiable y económica, mientras desarrollamos las soluciones y la infraestructura que brindarán energía para un futuro de prosperidad sostenible.

Como líderes dentro del sector, entendemos nuestra responsabilidad y estamos pensando ya en las soluciones que nos permitirán ampliar la promesa del gas natural, transformado en energía más confiable y accesible para todos los rincones del país.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

PUBLICACIONES RELACIONADAS