La Voz de la IP | Reforma eléctrica, una propuesta que apaga el desarrollo

Artículo de opinión escrito por Carlos Villaseñor, Presidente de COPARMEX Jalisco | Vía El Sol de México

Twitter: @CarlosD_VF

En los últimos tres años, hemos sido testigos de una “transformación” por parte del Gobierno Federal, que con ideologías populistas ha dejado de lado la relevancia técnica, teórica, económica y estratégica de políticas que conduzcan a México por un camino competitivo y progresista. Contrario a esto, algunas propuestas de reformas, hoy, específicamente el de la Reforma Eléctrica, contravienen no solo a su discurso de apoyar a los más necesitados, sino, que en la práctica será un hecho que cobrará factura en todos los hogares del país.

El 30 de septiembre de este año, el Ejecutivo Federal presentó una propuesta de reforma en materia eléctrica, que, entre algunas de sus intenciones pretende que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) monopolice la generación y el suministro eléctrico; señala la desaparición de la CRE, elimina la Comisión Nacional de Hidrocarburos y reincorpora el Centro Nacional de Control de Energía.

Se lee sencillo, pero la operatividad de estas propuestas atenta a diferentes frentes de la materia y nos regresa varias décadas de progreso, con la quema de carbón y combustóleo.

La repercusión negativa también se refleja en el impacto al medio ambiente con la desaparición de los Certificados de Energía Limpia (CEL), alejando al país de metas ambientales suscritas en tratados internacionales como la de generar el 35% de su energía a partir de fuentes limpias para 2024, plasmado en el Acuerdo de París; y uno de los más importantes firmados en el T-MEC, donde se obliga a México a mantener organismos reguladores autónomos que brinden la certidumbre en la participación privada de sectores estratégicos.

Tarifas más altas o más subsidios

Si se apuesta por el monopolio de la CFE, sus elevados costos se traducirán en mayores tarifas o en más subsidios, que no se mencionan en el discurso, pero que lo veremos reflejado en los recibos: el aumento de costos de electricidad provocará que bienes y servicios suban de precio, entonces el golpe también lo recibirán las familias de forma indirecta.

El uso de más subsidios no resuelve de fondo el problema, la partida para esto ya es millonaria. Para 2022, se tienen presupuestados 73 mil millones de pesos en el rubro de este subsidio, equivalente al 78% de aportaciones para la Infraestructura Social nacional. No hay gasto público que pueda financiar esta deuda, no la pagará el gobierno, la pagamos con nuestros impuestos hoy y la seguirán pagando nuestros hijos en el futuro.

Otros costos

El costo de las externalidades como daños a la salud, o temas climáticos, está calculado por la SENER en $0.60 pesos por KWH para las centrales de combustóleo, costos enormes que se nivelaban con las tarifas de autoabastecimiento para renovables, y después, con los CEL, en el Proyecto de Reforma se pretenden eliminar ¿Quién terminará absorbiendo este gasto?

Por supuesto que coincidimos con el Presidente en puntos sustanciales, como la reestructuración financiera de la CFE, pero es urgente entender que no cuenta con los recursos ni con la infraestructura necesaria.

Este no es un capricho de la iniciativa privada, este es una prioridad social, económica y pública para caminar hacia el desarrollo de un país entero. #OpiniónCoparmex

Acceder

¿Olvidaste la contraseña?

    INFORMACIÓN MEDIO




    INFORMACIÓN DE CONTACTO








    SINO

    Por favor, acepta nuestro aviso de privacidad para poder registrarte.
    ×

      ¿Te interesa ser patrocinador de nuestros eventos?

      Compártenos tus datos para ponernos en contacto






      ×

        Sobre la empresa:

        NOMBRE DE LA EMPRESA:
        NÚMERO DE EMPLEADOS:
        CIUDADES DONDE SE TIENE PRESENCIA:
        ESTADO DE LA OFICINA SEDE:

        Sobre la persona:

        NOMBRE:
        HORARIO DE CONTACTO:
        CORREO DE CONTACTO:
        NÚMERO DE CONTACTO:

        ×
        Send this to a friend