La voz de la IP | Tratado sobre Responsabilidad Social Empresarial

Artículo de nuestro Presidente del Comité de Propuesta Política José Alberto Castro Vera

Twitter: @joseACV7

El concepto Responsabilidad Social Empresarial (RSE) resulta peculiar no sólo por su historia sino por lo que ha llegado a convertirse.

Hay miles de compañías en varios países que tienen integrado el concepto a sus operaciones y forma parte del lema de destacados organismos empresariales como la Coparmex (Por una economía de mercado con responsabilidad social).

Por éstas razones resulta útil analizarlo desde el ámbito de la filosofía para poder reconstruirlo a través de la historia.

Puede resultar extraño, pero el concepto RSE está conectado con la guerra. Este fue -como señala el doctor en filosofía, Julen Robledo-, “una contestación social a estallidos y conflictos mundiales, particularmente a la detonación de la bomba atómica en la Segunda Guerra Mundial en 1945 y al accidente nuclear de Chernobyl en 1986”.

En estos años ocurrieron sucesos significativos, como la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948; el acuñamiento del concepto inicialmente denominado Social Responsabilities of the Businessman por Howard R. Bowen, en 1953; la discusión en la academia estadounidense sobre los valores empresariales en la década de los 60; y el surgimiento de movimientos sociales (destacadamente en EU) en contra de las armas atómicas a partir de 1970.

En particular, tras la Declaración Universal, los derechos humanos se convierten en una corriente ideológica hegemónica y dichos valores se trasladan a la empresa; es decir, se asume una “responsabilidad” a escala privada.

En suma, desde un punto de vista filosófico, el concepto RSE no se entiende sin el combate militar porque -agrega el doctor Robledo- se conecta con aquella realización ciudadana histórica de que se necesitaban “medidas autoregulables” para limitar los alcances bélicos del hombre y su capacidad de autodestrucción.

No debe resultar extraño que, etimológicamente, la palabra “responsabilidad” signifique “contestación”; “la capacidad de defenderse. 1

Regresando al presente, son tres los tipos de sustentabilidad: social, económica y medioambiental.2 Algunas de las características por las que el concepto RSE es adoptado cada vez por más empresas es que es voluntario, autoregulable, certificablee inseparable del Estado de derecho, pues como señala el doctor Iván Rivarola: “Sería difícilmente comprensible que una empresa difundiera actividades de RSE sin cumplir con la ley aplicable”.

No existe una definición universalmente aceptada y, aunque la usada por la Unión Europea me parece la más descriptiva, aquí presento una edición de la misma que me parece enmarca mejor el concepto: la integración voluntaria de preocupaciones sociales, económicas y/o medioambientales en las operaciones productivas, comerciales y/o en las relaciones con actores relevantes.

En suma, la basta historia y las positivas repercusiones del concepto RSE explican por qué se ha convertido en causa tanto de organismos empresariales como de compañías en el mundo.

Liga al artículo: https://www.elsoldemexico.com.mx/analisis/la-voz-de-la-ip-tratado-sobre-responsabilidad-social-empresarial-3810833.html

INFORMACIÓN MEDIO




INFORMACIÓN DE CONTACTO








SINO

Por favor, acepta nuestro aviso de privacidad para poder registrarte.
×

¿Te interesa ser patrocinador de nuestros eventos?

Compártenos tus datos para ponernos en contacto






×

Send this to a friend