Confederación Patronal de la República Mexicana
  1. Home
  2. »
  3. Artículos de Opinión
  4. »
  5. Mi voto, mi mejor defensa

Mi voto, mi mejor defensa

Artículo de Opinión escrito por Leonor Quiroz Carrillo, Presidenta de nuestra Comisión de Ética e Integridad  | vía Sin Embargo

Twitter:@leonorquiroz

La mejor defensa de nuestra democracia es nuestro voto, la mejor defensa de nuestras instituciones es utilizarlas y ejercer nuestros derechos a través de cada una de ellas. Por ello, para fortalecer nuestra democracia, más allá de insistir en votar por un partido político u otro, por una candidatura u otra, lo importante es cumplir con nuestro deber de manifestar nuestras preferencias electorales para definir quién nos gobernará y quien legislará.

Este 6 de junio viviremos la elección más grande en la historia de nuestro país, la elección en la que se disputan el mayor número de cargos de elección popular con 500 diputaciones federales y en el ámbito local se elegirán 15 gubernaturas, 1, 063 diputaciones de 30 congresos locales, 1, 923 presidencias municipales, 2057 sindicaturas, 14, 222 regidurías y 204 concejalías. En esta fecha icónica el abstencionismo es el enemigo a vencer, ya que la mejor manera de perder nuestro privilegio ciudadano es no cumplir con nuestros deberes ciudadanos, entre ellos, votar. Así que este 6 de junio votemos, elijamos, confiemos y vivamos un proceso democrático en familia, en vecindad y en comunidad.

Tenemos una cita ciudadana en donde la principal elección que tenemos que hacer es presentarnos a votar, pues con nuestra elección plasmada en la boleta y con la confianza en la ciudadanía que nos representa en cada casilla defenderemos la credibilidad en nosotros mismos como ciudadanía responsable. También seremos una ciudadanía responsable si, al culminar el cómputo y anunciarse los resultados por parte de la autoridad electoral, confiamos en quienes conforman las instituciones electorales que nos ha costado por décadas construir. Cabe aquí mencionar que no se vale creer en las instituciones sólo cuando el resultado favorece al partido o candidatura de nuestra elección. Así como acudir a votar es responsable, también lo es aceptar el resultado impuesto por las mayorías, aunque no favorezca a nuestra preferencia electoral, pues de dicha seriedad y responsabilidad en la aceptación del resultado dependerá la fortaleza del Instituto Nacional Electoral que nos ha permitido alternancia y ha respetado la voluntad ciudadana impidiendo que, como sucedía en otras épocas, algún partido se anquilose en el poder público.

Es responsabilidad de todos ejercer nuestro derecho al voto y contribuir a la democracia de nuestro querido México. Alístate, decide, vota y confía en las y los vecinos que estarán en tu casilla salvaguardando tu voto. Usemos cubrebocas, guardemos la sana distancia, seamos ordenados y marquemos en nuestra boleta a quienes queremos nos representen con dignidad, con justicia y con verdad. Confiemos en un ejercicio libre y legal que refleje la voluntad de la ciudadanía y refuerce nuestra vida en democracia. Tendremos un mejor México si cada una de las 93 millones 528 mil 473 personas que podemos votar, lo hacemos. No olvidemos que mi voto, es mi mejor defensa para vivir en democracia. #OpiniónCoparmex

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

PUBLICACIONES RELACIONADAS