Confederación Patronal de la República Mexicana
  1. Home
  2. »
  3. Artículos de Opinión
  4. »
  5. Acciones empresariales por la felicidad de la ciudadanía: Coparmex

Acciones empresariales por la felicidad de la ciudadanía: Coparmex

Artículo escrito por Sandra Guardiola Sáenz, Presidenta de la Federación Tamaulipas de COPARMEX vía Mundo Ejecutivo

En la idiosincrasia mexicana suele destacar el humor ante la tragedia y el sarcasmo ante la muerte. Sin embargo, durante este último año dichas “cualidades” no han sido suficientes para que como mexicanos hayamos podido evitar la infelicidad ocasionada por la pandemia y sus efectos.

Cuesta trabajo superar el dolor causado por la enfermedad y la muerte, y ni qué decir por la frustración, producto de la carencia de tantas cosas y el desprecio ante la indiferencia de un Gobierno que no reconoce sus errores. Desde luego, siempre quedará el reclamo de si la dimensión de la catástrofe pudo haberse evitado.

De lo que no cabe duda es que la felicidad de los mexicanos se convulsionó, pues según el último Informe Mundial sobre la Felicidad 2021 (WHR), México descendió en una espiral 23 posiciones: del lugar 23 se desplazó al 46. Asimismo, esta encuesta realizada por la iniciativa global de Naciones Unidas puso de manifiesto los efectos de la pandemia COVID-19 sobre la calidad de vida de las personas y la evaluación a los gobiernos para enfrentarla.

El saldo es un desgaste brutal por el sufrimiento, reflejado en el desánimo de la población mexicana, 54% revelaron sentirse infelices, como resultado de haber enfrentado la muerte de familiares o personas cercanas, dato que al momento lleva contabilizadas más de 200 mil personas fallecidas por este virus.

Otras causas de la infelicidad están relacionadas con la disminución del bienestar social, el deterioro económico, la pérdida de salud física y mental, la ansiedad, los desajustes por el estrés y la complejidad de la convivencia de las familias, particularmente alarmante por el incremento del maltrato y la violencia hacia las mujeres y los menores de edad.

Pero algo de esperanza se vislumbra con la campaña de vacunación contra el COVID-19 que, aunque lenta, parece que avanza. Muchos mexicanos aún esperan para ser vacunados y poder reanudar sus actividades sin riesgos, lo que supondría recuperar poco a poco la normalidad. El escenario no deja de ser complicado pues la mayor parte de las familias está enfrentando una caída profunda de sus ingresos.

En el último año tenemos la lacerante cifra de 9.8 millones de nuevas personas en situación de pobreza y, aunque el incremento del PIB pronosticado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) de un 5% pueda alcanzarse, la situación de estos millones de personas requerirá más tiempo, se estima al menos 10 años para revertir la pobreza generada por la pandemia. Por lo tanto, si la felicidad no está en lo económico, aún menos en la precariedad de ¨tener la ropa indispensable y un par de zapatos¨.

Sin embargo, pese a las proyecciones de mayor desigualdad, pobreza y pobreza extrema, este es el tiempo de trazar una ruta de acción para el futuro de las siguientes generaciones. Todos los mexicanos anhelamos una vida digna con salud, empleo, educación y estabilidad familiar. Trabajar por el bienestar social para elevar la calidad de vida amerita que sociedad, iniciativa privada y gobierno actuemos para implementar medidas públicas que permitan amortiguar los impactos de la crisis.

Desde el sector empresarial, en Coparmex hemos detectado 6 acciones concretas de aplicación urgente que, de ser tomadas en cuenta, podrán atenuar los impactos en el ingreso de las familias mexicanas.

  • Redireccionar temporalmente el gasto en proyectos de infraestructura a políticas públicas que atiendan a la población que se encuentra por debajo de la línea de pobreza por ingreso.
  • Crear un seguro de desempleo para aquellos que siguen sin recuperar el suyo.
  • Generar certeza a la inversión para la creación de nuevos empleos.
  • Desarrollar medidas de apoyo eficaces y suficientes para proveer de liquidez a las micro, pequeñas y medianas empresas para mantener y generar empleos.
  • Asegurar que los niños y jóvenes cuenten con herramientas digitales que les permitan tener un mejor acceso a la educación a distancia y cerrar brechas digitales.
  • Ampliar y robustecer el sistema de cuidados para que las mujeres puedan acceder y reincorporarse al mercado laboral.

La pandemia nos tomó por sorpresa. Vino a cambiar muchas cosas que dábamos por sentado y turbó nuestro estado de felicidad; sin embargo, nos ha demostrado que, para aspirar a un bienestar social, dependemos unos de otros. Aunque estamos en la misma tormenta, no estamos en el mismo barco: tenemos que solidarizarnos los que hemos salido menos dañados para ayudar a los menos afortunados.

A lo largo de la historia, México ha vivido eventos en los que ha sacado la casta mostrando su capacidad de resiliencia; la pandemia no será la excepción. Estamos en momentos de crisis, pero esta misma será la que nos impulse para emerger, restaurando la dignidad social en la medida que aprendamos a compartir una visión de país y trabajemos unidos para lograrlo: estamos listos.

Consulta la versión original en Mundo Ejecutivo, Acciones empresariales por la felicidad de la ciudadanía: Coparmex

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

PUBLICACIONES RELACIONADAS