Confederación Patronal de la República Mexicana
  1. Home
  2. »
  3. Artículos de Opinión
  4. »
  5. Álamos: el debate no es derecha o izquierda, sino dictadura o libertad

Álamos: el debate no es derecha o izquierda, sino dictadura o libertad

Artículo de opinión escrito por Benito Solis, Presidente del Comité de Propuesta Económica Coparmex

La resistencia para permitir un mayor grado de libertad a los individuos proviene tanto de gobiernos que se denominan de izquierda como de derecha.

ÁLAMOS, Sonora.- En esta población, que en alguna época fue capital del Estado de Occidente y que comprendía los actuales estados de Sonora y Sinaloa, se realiza de manera anual el evento de Álamos Alliance. El mismo lo organiza Roberto Salinas, siendo en esta ocasión el XXXI y reúne a diferentes académicos, economistas, funcionarios y exfuncionarios de distintos gobiernos que vienen a este lugar, de distintas partes del mundo, para intercambiar experiencias y avances en las distintas economías y en la libertad de los individuos.

Es oportuno enfatizar que existe una gran confusión sobre lo que significa el llamado liberalismo, ya que la palabra tiene distintos significados, dependiendo de la parte del mundo en que se usa. Mientras que en América y en Estados Unidos tiene un concepto más de tendencia social de apoyo a los sectores más necesitados, en Europa un gobierno liberal es aquel que busca eliminar trabas y restricciones a la sociedad, a los particulares y en general a los procesos productivos para que puedan tomar mejores decisiones.

En este evento de Álamos se reúnen de manera anual, aquellos que piensan que la verdadera discusión no debería ser si los gobiernos son de derecha o de izquierda, ya que en ambos casos pueden desembocar en dictaduras. La verdadera alternativa que tienen las naciones es si siguen una estrategia de mayor y creciente restricción y control de los medios de producción y de los consumidores o si se otorga una mayor libertad a las personas para que, en un entorno de seguridad y libertad, puedan emprender sus diversas actividades.

En las distintas reuniones que se tuvieron, durante varios días, se enfatizó cómo en todos los casos donde se han logrado liberar las fuerzas de los mercados y los individuos cuentan con mayor libertad para producir y consumir se tiene un incremento relevante en el bienestar de las poblaciones. Esto, ya sea medido por crecimiento económico, por reducción de la pobreza o por el incremento en el poder de compra de los individuos. Lo anterior se confirma tanto en América Latina como en Europa y Norteamérica. Es muy relevante el caso de los países asiáticos, donde destaca el avance extraordinario que ha tenido China en las últimas décadas, una vez que se eliminaran las trabas que imponía el sistema comunista y se permitió que una parte del país funcionara bajo un esquema de mayor libertad de los mercados. Es también útil ver el caso de Vietnam en las pasadas décadas y resaltar el caso actual de la India. En América Latina preocupa el estancamiento y deterioro de la economía argentina, debido a su déficit fiscal, que la ha llevado a tener la mayor inflación del mundo, junto con Venezuela. Resalta de manera relevante el caso de México durante el periodo de desarrollo estabilizador en la década de los 50 y 60, cuando se lograron crecimientos superiores al 6 por ciento, con una inflación inferior al 2 por ciento.

La resistencia para permitir un mayor grado de libertad a los individuos proviene tanto de gobiernos que se denominan de izquierda o derecha, que no quieren reducir su poder o incluso acrecentarlo, así como de seudoempresarios que desean mantener sus monopolios o contratos exclusivos con los distintos gobiernos. Asimismo, existen aquellos que piensan que las economías se deben mantener cerradas al comercio internacional y así evitar la competencia de otras partes del mundo. Esto último tiene gran aceptación en diversos sectores en los Estados Unidos.

En esta reunión el exsenador de los Estados Unidos, Phil Graham, lo definió de manera muy clara al decir que los sistemas económicos deberían de funcionar alrededor de darle mayor poder de compra a los consumidores y a sus decisiones, para que los puedan tomar en un entorno de libertad.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

PUBLICACIONES RELACIONADAS