Confederación Patronal de la República Mexicana
  1. Home
  2. »
  3. Artículos de Opinión
  4. »
  5. ¿Democracia en riesgo y la IP?

¿Democracia en riesgo y la IP?

Artículo escrito por Luis Arizpe Vicepresidente Nacional de Contexto Laboral, Salud y Vivienda de Coparmex vía Sin Embargo

Para antes del 2018 México se encontraba con una sociedad cansada de los gobernantes que no cumplían sus promesas, invadida de las redes sociales que alimentaron con mayor fuerza el hartazgo de la corrupción, desigualdades, pobreza, impunidad, inseguridad, etc. Hoy después de poco más de tres años se puede diagnosticar que el desempeño económico, político y social en México va en deterioro en un estado de salud grave.

Por otro lado, México venía avanzando en su consolidación democrática, con un organismo como el Instituto Nacional Electoral (INE), que ha costado mucho tiempo, dinero y adaptación de los partidos políticos, que ha facilitado un sistema competitivo entre los partidos, especializado, transparente, con ciudadanos voluntarios y comprometidos por un México mejor, con áreas de oportunidad sin duda, pero un organismo que los mexicanos en su mayoría le tenemos confianza y se ha demostrado que en lo local y a nivel nacional, con sus resultados y garantizar la alternancia de gobiernos de diferentes partidos.

El actual Gobierno en el poder llegó con elecciones democráticas con el aval del INE y actualmente se propusieron desprestigiar al institución y a sus consejeros porque creen que les estorba y no quieren respetar las leyes que los mismos partidos las propusieron incluyendo el partido Morena, pero ahora no les conviene para poder lograr sus objetivos, porque quieren asegurar la permanencia de su movimiento en el poder, violando la Constitución.

En el proceso de la Revocación de Mandato, que fue más bien un plebiscito o ratificación y en lugar de solicitarlo la ciudadanía, fue el propio Presidente, lo cual no lo contempla la Constitución. En este proceso se vio claramente que funcionarios públicos del partido en el Gobierno usaron recursos públicos para la promoción, propaganda y acarreo, donde la Constitución lo prohíbe en su Artículo 35, es preocupante que el mismo Presidente y sus colaboradores han traicionado su palabra ante el pueblo de México. Aunque ha dicho lo contrario en varias ocasiones “al margen de la Ley nada; por encima de la Ley, nadie”, quedó en evidencia que el propio mandatario y sus colaboradores más cercanos desafían la Constitución y no cumplen su palabra.

El Gobierno en turno ha elegido a tres ministros de los once en la SCJN y en la votación por la inconstitucionalidad de la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) que atenta contra la libre competencia y amenaza el medio ambiente, además de no garantizar claramente la energía eléctrica que requerirá el país para su crecimiento, votaron sólo siete de los ocho que se necesitaban, coincidió que dentro de estos cuatro ministros que votaron a favor de la LIE son los allegados del actual movimiento. La SCJN se jugó su seriedad como Corte y árbitro para defender nuestra Constitución y quedó demostrado que no garantiza la independencia del Poder Judicial. El votar en contra de la libertad, la competencia, las familias, el medio ambiente, el consumidor y la competitividad, es votar contra de México. Otro hecho que llamó mucho la atención la suspensión que la Ministra Yasmín Esquivel ha otorgado a la Fiscalía General para frenar el envío al INE del expediente sobre la entrega de un sobre con dinero a Pío López Obrador, es un caso de financiación ilícita de Morena.

Moisés Naim menciona en su reciente libro La revancha de los poderosos, de las 3P de un autócrata, que al llegar al poder proponen desmantelar los contrapesos a su Gobierno mediante el populismo, polarización y la posverdad. Además de atacar continuamente a sus adversarios, políticos, periodistas, medios de comunicación, intelectuales, artistas, empresarios, el desprecio de los expertos y los científicos. El populismo vive en un mundo de fe e instinto, no de datos y ciencia.

La constante polarización provocada por el mandatario elimina la posibilidad de las soluciones intermedias, clausurando el diálogo, y obliga a la población y a todas las organizaciones a tomar partido, y un país dividido está condenado a no salir adelante en la solución de sus problemas. La actual campaña de linchamiento a los legisladores de la oposición por votar en contra de la LIE, no es una cosa menor, además que pone en peligro a los legisladores, el partido en el Gobierno se aísla más con menos posibilidad de diálogo, y nuestro país requiere de consensos, para construir una sociedad que funcione por un México mejor.

Cuando los líderes crean sus propias verdades e infringen en las leyes, sus seguidores no se ponen en contra, sino en contra de las leyes mismas, además lo aplauden y aumentan el prestigio de su líder, desde el punto de vista de sus seguidores, esto se convierte en algo muy peligroso y difícil de revertir. 

Cuántas veces hemos escuchado al Presidente decir “al diablo con sus instituciones”, desde su inicio de su Gobierno se ha dedicado a desmantelar y degradar los organismos reguladores autónomos, con el objetivo de concentrar el poder en su persona. Las instituciones económicas inclusivas, fortalecen y promueven los motores de la prosperidad, como la tecnológica y la educación. Como lo cita en su libro Por qué fracasan los países de D. Acemoglu & J.A. Robinson, el éxito económico de los países difieren debido a las diferencias entre sus instituciones, las reglas que influyen en cómo funciona la economía y a los incentivos que motivan a las personas.

La popularidad del Presidente la está aprovechando para marginar a la Carta Magna y pisotearla.

Lo preocupante es ¿qué hacer, cuando sus seguidores continúan apoyándolo, y hay pruebas innegables que sus promesas son huecas, sus políticas un fracaso (recuperación económica, salud, inseguridad desbordada, etc.) y sus ideas perjudican a la democracia?

¿NUESTRO COMPROMISO COMO IP?

Este Gobierno ha conseguido lo que se propuso: mediocridad en todo, abundan los resultados negativos y la supuesta transformación no es otra cosa que una gran degradación de la política, de la economía, de la salud y de la seguridad. La ineptitud, la demagogia y el clientelismo desde el poder no sólo han generado costos que tarde o temprano pagaremos, sino será muy difícil y tardado corregir el rumbo. Existe suficiente evidencia para sostener que lo que promueve es la degradación de la democracia.

La democracia es un sistema de pesos y contrapesos con instituciones fuertes, pero sobre todo requiere de ciudadanos comprometidos, porque una población mal informada, indiferente, dependiente del Estado y acostumbrada a una cultura autoritaria, es imposible lograr cambios y ya no hay nada que hacer.

Una de las características fundamentales de una democracia es que exista Estado de Derecho, cero impunidades, un sistema de justicia igualitario y que la cultura social se centre en el consenso, además que existan procesos de rendición de cuentas y trasparencia.

Una manera de hacer sociedad y democracia es trabajar por la ética desde la empresa y en los organismos civiles, con responsabilidad, de una manera profesional y transparencia.

NUESTROS ORGANISMOS AUTÓNOMOS EN MÉXICO

Requerimos de una participación activa, comprometida, apoyando y fortaleciendo a nuestros organismos autónomos, como Cofece, IFT, INAI, Coneval, entre otros, así como instituciones reguladores encargadas de respetar las leyes, asegurar la certidumbre jurídica, regular normas antimonopolios, combatir prácticas anticompetitivas, necesitamos convenir con los secretarios y las autoridades encargadas de los organismos reguladores descentralizados, autónomos a corregir el rumbo, con suficiente información para hacerles ver de los beneficios de poder contar con reglas claras para aprovechas el potencial de los mercados, fomentar la innovación tecnológica, invertir en personas, movilizar el talento y asegurando la certidumbre jurídica. No podemos permitir conceder el poder de estos organismos a un individuo o un pequeño grupo o partido político, que traerán consecuencias como menor inversión y degradación de la confianza.

ORGANISMOS DE LA SOCIEDAD CIVIL

Hoy más que nunca debemos participar de una manera unida y comprometida para fortalecer con recursos, ideas, tiempo, a organismos privados como Coparmex que pueden hacer contrapesos, con la generación de ideas y propuestas, exigiendo rendición de cuentas, trasparencia, con responsabilidad, en el camino hacia el crecimiento de la sociedad, en reconocer nuestra responsabilidad de actuar con ética en la construcción de un México mejor y más próspero, con el diálogo y lograr consensos con los diferentes actores lograremos el crecimiento que nuestro México necesitamos para las siguientes generaciones.

GOBIERNOS LOCALES, GOVERNADORES Y LEGISLADORES

Una buena comunicación y las reuniones frecuentes son la base para conocernos y generar la confianza en ambos sentidos para llegar a acuerdos conjuntos, dando a conocer las oportunidades en las diferentes áreas y plantear soluciones, no sólo en pape sino hacerlas realidad y para que esto suceda necesitamos la participación de todos y el respeto de todos a la Ley de la buena convivencia, que la propia sociedad puede darse y mantener vigentes.

La democracia no sólo la construyen los políticos profesionales, sino todos los ciudadanos. Desde cualquier ámbito se puede aprender y enseñar hábitos que fortalezcan o degraden la democracia. Hoy a los mexicanos nos urge defender las instituciones y seguir haciendo democracia.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

PUBLICACIONES RELACIONADAS