Confederación Patronal de la República Mexicana
  1. Home
  2. »
  3. Comunicado de Prensa
  4. »
  5. Las vacantes no cubiertas en México: hay más de 10 millones de personas no aprovechadas…

Las vacantes no cubiertas en México: hay más de 10 millones de personas no aprovechadas en el mercado laboral

El principal reto laboral para las empresas del país es la insuficiencia de personal. 75% de las empresas Coparmex consideran que su problema principal está en la dificultad para cubrir vacantes, la escasez de trabajadores calificados o la rotación de personal.

  La población no aprovechada en el mercado laboral consiste principalmente de mujeres que destinan su tiempo a quehaceres domésticos, así como de personas jóvenes.

  Factores como la flexibilidad en el trabajo, el apoyo a cuidados infantiles y el incremento de la cobertura educativa pueden impulsar la participación laboral de la población.

El panorama del mercado laboral a nivel internacional ha cambiado en los últimos años. Tras la llegada de la pandemia ocasionada por covid-19 en 2020, las economías del mundo se recuperaron gradualmente y regresaron a niveles de empleo similares o superiores al observado previo a la pandemia. Sin embargo, a la par de esta recuperación se ha observado una insuficiencia de mano de obra para llevar a cabo las actividades económicas.

Para dimensionar los retos enfrentados por las empresas mexicanas, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) realizaron un análisis que incluye cifras sobre la falta de personal en las empresas, así como una caracterización de la población en edad de trabajar que no está siendo aprovechada en el mercado laboral y en la economía mexicana.

Los datos sobre los retos laborales que enfrentan los negocios surgen de una encuesta llevada a cabo en el primer cuatrimestre de 2023 por #DataCoparmex a sus empresas afiliadas. En particular, se reportan 5 variables: 1) Dificultad para cubrir vacantes, 2) Negociaciones salariales, 3) Escasez de trabajadores calificados, 4) Rotación de personal y 5) Falta de recursos para ampliar el personal. En total, 75% de las empresas encuestadas en el país consideró que su reto principal en materia laboral radica en la insuficiencia de personal.

“A mí me toca, en esta presidencia nacional, visitar dos a tres ciudades por semana y empezamos a escuchar estos reclamos, nos decían -recuerdo que fue en Puerto Vallarta la primera vez que nos manifestaron- que el sector hotelero tenía ocho mil vacantes que no podía cubrir y nos llamó la atención. Entonces les pedimos ¿oigan, y de los demás sectores? ¿cómo están? finalmente nos dijeron, pues hay 25 mil vacantes en Vallarta-Bahía de Banderas. Pensamos que podía ser un hecho aislado, pero luego nos dijeron en Ciudad Juárez que tenían 75 mil vacantes”, afirmó José Medina Mora Icaza, presidente de Coparmex. 

El análisis concluye que el problema de escasez laboral enfrentado por algunas empresas en el país no necesariamente refleja una insuficiencia de personas en edad de trabajar, sino que se debe a otras condiciones que inhiben la entrada de la población al mercado laboral.

En México hay más de 10 millones de personas que, a pesar de estar en edad de trabajar y tener potencial para hacerlo, no se encuentran ocupadas y no aportan su talento a la economía. Este grupo incluye a 2 millones de personas desocupadas, 2.6 millones de personas que no participan en la economía por encontrarse en un contexto que se los impide, y 5.8 millones de personas disponibles para trabajar pero que no participan en la economía por falta de incentivos. 

Ana Gutiérrez, coordinadora de comercio exterior y mercado laboral del IMCO, mencionó que “La población no aprovechada en el mercado laboral consiste principalmente en mujeres y jóvenes, que están desmotivados para buscar empleo, o bien, su contexto les impide incorporarse a trabajar, pese a que desean hacerlo. Existe la necesidad de aumentar la flexibilidad en el trabajo y facilitar cuidados infantiles, para ayudar a que se superen las barreras que enfrentan estos grupos para incorporarse y contribuir a la economía.”

El IMCO y Coparmex concluyen lo siguiente:

  La población joven representa un potencial para incorporarse al mercado laboral, ya que prevalecen dentro de la población que actualmente no se aprovecha en la economía.

  Dentro de la Población Desocupada, quienes renunciaron a su empleo anterior señalaron dentro de sus razones el deseo de recibir una remuneración mayor, así como un deterioro en las condiciones de trabajo.

  La mayor parte de la población que no participa en el mercado laboral está compuesta de mujeres que destinan su tiempo a quehaceres domésticos y consideran que las posibilidades de encontrar un empleo son bajas.

  Más del 80% de las personas con interés en trabajar, pero que están en un contexto que les impide participar en la economía, son mujeres con hijos.

  Además, 30% de la Población No Económicamente Activa Disponible tiene, como mínimo, estudios de preparatoria terminados. El nivel educativo de esta población puede ser un factor para explicar la percepción de bajas posibilidades de encontrar empleo.

El análisis deja clara la importancia de indicadores como el nivel de salarios, el rezago educativo, la flexibilidad o el acceso a apoyos para el cuidado infantil para entender la situación actual del mercado laboral. Sin embargo, también subraya la necesidad de recopilar más información sobre las decisiones de las personas con disponibilidad e interés en trabajar pero que no participan activamente en la economía.

Valeria Moy, directora general del IMCO, mencionó que “Los datos laborales muestran un problema evidente: gran parte de la población con potencial de integrarse a la economía y contribuir a resolver la falta de cobertura de vacantes disponibles enfrentado por las empresas, son mujeres. Es necesario reconocer y partir de esta realidad para tomar acciones encaminadas a reducir las barreras que enfrentan e incentivar su participación en el mercado laboral.”

Para finalizar, Medina Mora Icaza subrayó “El dato es contundente, hay esta disponibilidad de mujeres que quieren trabajar pero que necesitamos las empresas dar flexibilidad, tener la infraestructura para los cuidados que permita que se puedan incorporar a la vida laboral. Por otro lado, un tema a profundizar es ¿por qué hay esta gran cantidad de jóvenes disponibles para trabajar, pero que no quieren trabajar? Creo que tenemos que profundizar en las causas de por qué no quieren trabajar y que esto nos ayude a cubrir estas vacantes abiertas     

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

PUBLICACIONES RELACIONADAS