Confederación Patronal de la República Mexicana
  1. Home
  2. »
  3. Artículos de Opinión
  4. »
  5. Liderazgo juvenil para un mejor país

Liderazgo juvenil para un mejor país

Artículo escrito por Rocío R. Aguiar, Presidenta Comisión Nacional de Empresarios Jóvenes Coparmex vía Excelsior 

Twitter: @Rocio_Aguiar

Necesitamos a las y los jóvenes participando en todas las áreas de desarrollo de sus ciudades, de sus estados y del país. Los países se desarrollan no sólo por las acciones y decisiones de los gobiernos, sino por el involucramiento de toda su ciudadanía.

Como humanidad, deseamos una economía cuyo desarrollo actual no comprometa el bienestar de las futuras generaciones. Especialmente, las y los jóvenes que tenemos un futuro por delante queremos que así sea.

Pero tenemos que dejar de hablar y comenzar a actuar, a participar. Y si ya participamos, ¡nos corresponde inspirar a otros a que también participen!

Nuevo enfoque: A todos nos corresponde. No podemos esperar la participación de las y los mexicanos en el día de elecciones si en su vida cotidiana las personas no se involucran siquiera con lo que está pasando en su ayuntamiento. Requerimos darle un giro a México en la forma de ver lo que nos corresponde hacer como mexicanos y mexicanas.

En las acciones del día a día es donde se forja a las personas, a la sociedad y a una nación. La participación nos corresponde a todas las personas, todo el tiempo. En México es urgente impulsar una cultura de la proactividad, de no esperar hasta que alguien te diga qué hacer, sino hacer las cosas, y hacerlas muy bien. Incluso mejor de lo que se esperaba.  La cultura de la excelencia, en vez de la cultura del mínimo esfuerzo.

Ir al siguiente nivel: Jóvenes liderando. ¡No basta con participar! Hace falta liderar. Un líder es aquella persona que propone hacer algo diferente a como ya estaban las cosas originalmente. El o la líder visualizan que las cosas pueden ser distintas y mejores. Saben comunicar esas visiones a más personas y con el trabajo en equipo, volverlas realidad.

Necesitamos a la juventud proponiendo hacer las cosas diferentes y mejores. Jóvenes que sepan fundamentar sus propuestas, plasmarlas claramente, comunicarlas y guiar a otros jóvenes para contribuir a dichas visiones y volverlas realidad.

Obtener resultados. Suena tan básico, pero en nuestro país falta mucha formación respecto al liderazgo.

Necesitamos más líderes, más formación en liderazgo. Pero no cualquier tipo de persona liderando. Necesitamos personas líderes que sean capaces de poner el bien común, antes que sus intereses personales.

Líderes que crean en un liderazgo de servicio. Donde el principio y fin de toda acción sea la dignidad de la persona humana.

No más espejismos. Midamos lo importante. Los jóvenes sabemos que el modelo económico del mundo tiene que evolucionar. La sociedad ha confundido los términos “crecimiento económico” y “desarrollo económico”.

El crecimiento económico es el que tiene que ver con el aumento de la productividad y los ingresos de un territorio. Y el desarrollo económico se enfoca en medir las mejoras en las condiciones de vida de una población. Por lo tanto, hablar de desarrollo económico necesariamente es hablar de bienestar de la sociedad.

Si la sociedad no está bien, sirve de poco tener un mayor porcentaje del PIB (crecimiento económico). Recordemos que aumentar el Producto Interno Bruto puede, incluso, traducirse en mayor desigualdad entre segmentos de la población de un mismo país.

Necesitamos empezar a medir el desarrollo de un país con otras métricas. Midamos la reducción de la pobreza como un principal indicador. El acceso a servicios de salud eficientes, etcétera. Es hora de dejar atrás las métricas que han confundido a sociedades enteras; como los millones de pesos invertidos en obras o instituciones. Dejemos de hablar de nuevos empleos generados, hablemos de cuántas personas salieron de las condiciones de pobreza.

El objetivo es claro: un México libre de pobreza. Necesitamos que las y los ciudadanos entiendan cómo se genera riqueza y cómo se genera pobreza en los países. Sólo así podremos combatirla todos juntos.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

PUBLICACIONES RELACIONADAS