Confederación Patronal de la República Mexicana
  1. Home
  2. »
  3. Artículos de Opinión
  4. »
  5. Mipymes, componentes clave para el desarrollo

Mipymes, componentes clave para el desarrollo

Artículo escrito por Gustavo Almaraz PetriePresidente del Comité de Estrategia Pública de Coparmex vía Expansión Política 

Twitter: @gustavoalmarazp

El 27 de junio se celebró el Día de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (mipymes), fecha que sirve para reconocer sus aportaciones a la economía, así como para reflexionar sobre los retos a los que se enfrentan.

A nivel mundial, las mipymes representan más del 90% de las empresas y son responsables de la mitad del PIB. En México, de acuerdo con el Inegi, 99.8% de los establecimientos son mipymes, emplean al 68.4% del personal ocupado y generan el 52.2% de los ingresos.

La naturaleza de las mipymes está inmersa en una contradicción en la cual estas empresas se enfrentan a una mayor vulnerabilidad ante la presencia de escenarios complejos, al mismo tiempo que son piezas fundamentales al buscar crecimiento o recuperación tras una crisis. Lo anterior obliga a cuestionar si las mipymes son atendidas con el mismo nivel de prioridad que éstas simbolizan para la economía nacional.

La turbulencia de los últimos años ha puesto a prueba a millones de negocios. Con ello se ha hecho evidente que la limitada participación de las mipymes en procesos de innovación, la baja inversión en tecnología, la informalidad, y la falta de acceso a financiamiento y a capacitación en materia de integridad empresarial aún representan retos considerables para las empresas.

Reconociendo su relevancia para el país, resulta indispensable implementar estrategias para robustecerlas y que puedan navegar momentos complejos.

Un sistema de apoyo que incremente la formalización y participación tributaria, al mismo tiempo que consolide los procesos de las mipymes, podría contribuir a su fortalecimiento. Un ejemplo es contar con una estrategia adecuada para la deducción de gastos en beneficio del flujo de las empresas.

Mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores a través de vales de despensa, monederos electrónicos y vales de combustible, representa una oportunidad para las mipymes en cuanto a su rentabilidad, pero sobre todo implica beneficios para los empleados y sus familias.

De igual manera, es prioritario que las empresas se mantengan al día en cuanto a hábitos de consumo, contexto de los mercados y requisitos en torno a transparencia y políticas anticorrupción. En la pandemia se evidenció la necesidad de apostarle al comercio electrónico y a la innovación.

En este sentido, el apoyo de instituciones de promoción comercial, desarrollo de capacidades y libre competencia se convierte en un elemento clave. Asimismo, el acompañamiento de organismos empresariales y de las grandes multinacionales resulta indispensable para que las mipymes cuenten con las herramientas necesarias para operar en un contexto de cumplimiento y con políticas de integridad consolidadas.

Las mipymes son una columna vertebral de las sociedades, contribuyen a las economías locales y nacionales y generan medios de vida para gran parte de la población. Reconocer su papel en la recuperación económica también implica apoyarlas a través de esquemas que apuesten por su fortalecimiento y mejoren su desarrollo, acceso a la financiación, capacitación e innovación.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Agua en CDMX: sabotaje o ineficiencia

Artículo de opinión escrito por Jorge Ramírez Hernández, Vicepresidente Nacional de Sustentabilidad de Coparmex vía @elsolde_mexico X: @jrh67er El 11 de marzo, el presidente