Por un México de oportunidades

Artículo escrito por Fernando Sánchez Argomedo, Presidente del Comité de Incidencia Digital | vía El Financiero 

Twitter: @fsargomedo

Estoy plenamente convencido que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador pudo haber sido el mejor de la historia moderna de nuestro país.

Su primer discurso, a las afueras del hotel Hilton, me generó cierta confianza ya que el camino que trazaba a partir de ese momento: llamando a la reconciliación, respetando la democracia, la libertad y la estabilidad económica y la autonomía del banco central, incorporando los rasgos particulares de su propuesta, aparentemente sería un transitar a un gobierno de izquierda, pero abierto a la democracia y al desarrollo económico.

Un segundo discurso, pocas horas después, en la plaza del Zócalo dirigido a sus militantes no fue en la misma línea que el primero y nos dejó una segunda impresión de ambigüedad.

Recuerdo también haber escuchado comentarios de importantes empresarios diciendo que este hombre podría haber roto con el “capitalismo de cuates” y la vinculación con los poderes fácticos, eliminando canonjías y privilegios.

Por otra parte, el poner énfasis en la necesidad de mirar a los pobres y establecer su situación como una prioridad del Estado, de su gobierno y de sus políticas “por el bien de todos, primero los pobres”, aunado a la posibilidad de revisar todo lo que habíamos hecho como mexicanos y particularmente como empresarios por aquellos que más nos necesitan, me parecía por demás la gran oportunidad de hacer un México grande, promoviendo el desarrollo para generar oportunidades y empleos dignos. Un escenario por demás virtuoso que nos permitiría como país crecer en desarrollo y oportunidades con un énfasis en la eliminación de la pobreza.

La realidad a mayo del 2021 todos la conocemos, la podemos ver en los indicadores económicos relacionados con la inversión y el empleo. Hoy se muestra el poder usado para destruir lo que habíamos construido en nuestra joven democracia, instituciones ciudadanizadas que no dependieran de los caprichos sexenales, protección y cuidado de los derechos humanos, los abusos del poder sobre la sociedad indefensa.

Lo más grave es que tenemos a un hombre que desde la presidencia sale todos los días por la mañana a confrontar a todos aquellos que no piensan como él, con quienes disienten, a polarizar criticando y señalando con el dedo, emitiendo juicios desde el poder. Ha cerrado el diálogo y se ha aliado a nuevos poderes fácticos y corruptos.

Desde COPARMEX siempre hemos estado dispuestos al diálogo el cual no ha encontrado eco con el Ejecutivo. Se han encontrado algunas vías a través de funcionarios llegando a acuerdos, pero muy lejanos de lo que realmente necesita nuestro país.

Como empresarios seguimos dispuestos a dialogar para construir, pero estamos también convencidos de que éste 6 de junio los mexicanos debemos dejar claro en las urnas el país que queremos. Elegiremos un país que vea al futuro desde lo bueno que hemos construido o uno en el que sólo se destruya sin avanzar; un México sin oportunidades o uno que avance generándolas. Por eso señalamos que este 6 de junio, #participovotoexijo. #OpiniónCoparmex

    INFORMACIÓN MEDIO




    INFORMACIÓN DE CONTACTO








    SINO

    Por favor, acepta nuestro aviso de privacidad para poder registrarte.
    ×

      ¿Te interesa ser patrocinador de nuestros eventos?

      Compártenos tus datos para ponernos en contacto






      ×

        Sobre la empresa:

        NOMBRE DE LA EMPRESA:
        NÚMERO DE EMPLEADOS:
        CIUDADES DONDE SE TIENE PRESENCIA:
        ESTADO DE LA OFICINA SEDE:

        Sobre la persona:

        NOMBRE:
        HORARIO DE CONTACTO:
        CORREO DE CONTACTO:
        NÚMERO DE CONTACTO:

        ×
        Send this to a friend