Confederación Patronal de la República Mexicana
  1. Home
  2. »
  3. Artículos de Opinión
  4. »
  5. Retos y oportunidades con el nearshoring

Retos y oportunidades con el nearshoring

Artículo de opinión escrito por: Gustavo Almaraz Petrie, Presidente del Comité de Estrategia Pública de Coparmex | Vía: SinEmbargo

Twitter: @gustavoalmarazp

La mitad de año resulta un momento importante para reflexionar cómo ha sido el comportamiento de ciertos indicadores. Los datos muestran que el 2023 ha sido próspero para nuestro país en materia de recuperación macroeconómica, observando con optimismo el PIB, la IED, la inflación, el empleo, la producción y las importaciones al extranjero. Lo anterior ha tenido lugar gracias a variables internas, como la estabilidad, y externas, como la desaceleración de otros países -incluyendo la de nuestro país vecino del norte.

La combinación de elementos ha generado retos y oportunidades, incluyendo el tema que hoy en día tiene la atención de autoridades, analistas económicos y empresas, que es la oportunidad que tiene el país en el marco del nearshoring. En ese sentido, a continuación, expreso ciertas reflexiones de las implicaciones de dicho fenómeno, el cual para ser bien aprovechado deberá de considerar, estudiar y ajustar elementos específicos contexto actual.

Se requieren ajustes en la fuerza laboral. Las empresas relocalizadas requieren de mano de obra calificada. De acuerdo con la Cámara de la Industria de la Transformación (CAINTRA), en los estados del norte, el problema de escasez de personal especializado ha comenzado a afectar a 4 de cada 10 empresas. Lo anterior deberá resolverse de inmediato si se pretende conservar el interés y la interacción con los inversionistas potenciales y las empresas recién instaladas. Asimismo, deberán trazarse estrategias de reentrenamiento de los trabajadores. Por un lado, deberán reorientarse las disciplinas hacia las áreas tecnológicas y técnicas; por otro, deberán de existir enfoques de especialización y adaptación a los distintos métodos de trabajo.

Debe priorizarse la transferencia de tecnología. Entre las bondades de la relocalización, está la del eventual desarrollo completo de procesos y productos complejos. Para que nuestro país pueda alcanzar dicha “sofisticación” industrial, se requiere de estrategias que permitan la migración de conocimientos y de herramientas tecnológicas, no solo de estructuras de ensamblaje y/o armado, pues éstas pueden limitar, en el largo plazo, la construcción de valor agregado y una mayor distribución de los beneficios del nearshoring hacia distintos sectores de la población.

La inseguridad y violencia en el país siguen afectando las intenciones de inversión. Distintas ciudades del país han aparecido en los rankings mundiales sobre inseguridad y violencia. Esto desincentiva a los inversionistas, pues representa daños potenciales a su patrimonio e integridad. En ese sentido, resulta vital una revisión de las estrategias de seguridad que no sólo promueva la estabilidad, sino que garantice corredores logísticos seguros, asegurando la confiabilidad de la carga y que ésta se mantenga íntegra durante los trayectos y procesos.

Hay que apostarle a todo el país. Para que los inversionistas encuentren verdaderos beneficios en migrar sus empresas a nuestro país, hay diversos factores que considerar. En lo que se refiere al sur, debe de existir infraestructura que permita movilidad adecuada; uso de tecnologías de comunicación y manufactura; empleo de los servicios básicos y específicos (hídrico, eléctrico y energético); e intercambio comercial local e internacional, entre otros. Igualmente, deben existir los incentivos fiscales para su implantación. Sin embargo, apostarle al sur no significa desatender el norte del país, donde actualmente existen mayores atractivos para las industrias extranjeras y un mayor desarrollo socioeconómico y presencia industrial, los cuales se deben de seguir impulsando con el fin de mantener la competitividad.

Debe priorizarse la transición energética. México tiene un rezago en materias de sostenibilidad y sustentabilidad. Es necesario impulsar iniciativas e implementar las medidas necesarias que favorezcan la transición energética. Por un lado, no se puede olvidar la importancia del gas natural en la ruta hacia la sostenibilidad. Por otro, es indispensable el trabajo conjunto entre los sectores público y privado para enriquecer las visiones y rutas a seguir. En ese sentido, el Plan Sonora representa una oportunidad clave para el crecimiento y la inversión en favor de dichas metas.

Hay que aprovechar los megaproyectos. El Tren Maya y el Corredor Interoceánico son espacios de oportunidad ideales para el establecimiento y el desarrollo de la interconectividad de México. Con una adecuada ejecución, los proyectos permitirán el fortalecimiento de las alianzas existentes, así como la generación de nuevos vínculos estratégicos, facilitando mejores condiciones de competencia y de conectividad en favor de la competitividad de nuestro país.

No cabe duda de que el nearshoring hoy ocupa un lugar clave en la agenda del país. Las diferentes industrias y el sector privado en general han encontrado un gran espacio de interlocución con la Secretaria de Economía, Raquel Buenrostro, quien ha mantenido un diálogo constante para impulsar el tema y garantizar que esta oportunidad no sea desperdiciada. Mirando hacia adelante, resulta indispensable que exista una política pública para el nearshoring, con el fin de que los tiempos electorales no predominen sobre el tema y dicha oportunidad sea representada sin importar quien encabece el próximo gobierno.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

PUBLICACIONES RELACIONADAS