11 Compromisos contra la corrupción

La corrupción es, sin duda, uno de los retos más apremiantes para nuestro país. Para prevenir y combatirla eficazmente, debemos exigir compromisos verificables a las autoridades de todos los órdenes de gobierno en el orden federal, pero también en el plano estatal y municipal.

Gran parte del desarrollo institucional de nuestro país ha estado marcado por avances disímiles entre el plano federal y el local. A su vez entre las distintas entidades aún persiste una gran heterogeneidad en cuanto a la capacidad institucional para prevenir y combatir la corrupción.

Para evidenciar la problemática en el orden local, puede señalarse que el indicador #MxSinCorrupción que forma parte de la plataforma #Data Coparmex, mide el porcentaje de las empresas socias de Coparmex que han experimentado corrupción en trámites públicos en el último año, resaltando que el 68% de los empresarios tabasqueños, el 57% de los chiapanecos, así como el 47% de los que operan en la CDMX y el 48% de los radicados en Jalisco, han enfrentado este fenómeno de corrupción en el último año.

Dados los efectos perniciosos del fenómeno, desde Coparmex asumimos ya hace tiempo el compromiso de contribuir a la construcción de instituciones que permitiesen prevenir y combatir la corrupción, y desde luego erradicar la impunidad asociada a la misma.

Este compromiso, comprende desde luego los ámbitos estatal y municipal.

En 2018 se están realizando procesos electorales tendientes a la elección de los gobernadores de los estados de Chiapas, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán, así como el Jefe del Gobierno de la Ciudad de México.

De cara a estos procesos, la Confederación Patronal de la República Mexicana, conjuntamente con Causa en Común, el Instituto Mexicano para la Competitividad, Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, y Transparencia Mexicana, hemos lanzado la iniciativa 11 Compromisos contra la Corrupción.

Estamos convocando a todos los candidatos a Gobernador de las entidades referidas, para que suscriban esos compromisos, como punto de partida a la construcción de confianza hacia una propuesta política que privilegie la cultura de la integridad.

Los 11 Compromisos contra la Corrupción se pueden dividir en tres grandes grupos: (i) consolidación de instituciones anticorrupción, (ii) mecanismos para fortalecer la transparencia y (iii) rediseño normativo en materia de adquisiciones y obra pública.

En el primer ámbito, es decir, en la consolidación de instituciones anticorrupción, hacemos énfasis en la eficiencia y eficacia de las instituciones anticorrupción.

Exigimos a los candidatos que se comprometan a impulsar el carácter autónomo e independiente de la Fiscalía General Estatal y de los Sistemas Locales Anticorrupción.

La independencia de las fiscalías estatales es una condición necesaria para garantizar el cumplimiento de sus tareas de procuración de justicia.

Y, si bien la reforma legal para dotar de autonomía a la Fiscalía se ha aprobado ya en por lo menos la mitad de los estados en disputa electoral (Chiapas, Puebla, Tabasco y Morelos), lo cierto es que la autonomía debe ser realidad en la gestión, de facto, para que pueda hablarse de una verdadera y eficaz procuración de justicia.

Por lo que hace a los Sistemas Locales Anticorrupción, el compromiso que exigimos de los candidatos es que eliminen las trabas a su implementación y aseguren su independencia, en tanto que este proceso ha enfrentado muchos obstáculos en el plano local.

Es importante recordar que a la fecha, menos de 10 estados han concluido los nombramientos requeridos para el funcionamiento de sus sistemas locales anticorrupción, y que la Comisión de Selección, es decir, el primer paso para la conformación del sistema, ni siquiera ha sido nombrada en varias entidades.

En una segunda dimensión, es decir la de mecanismos para fortalecer la transparencia los 11 compromisos contra la corrupción, promueven acciones para mejorar la transparencia a nivel estatal que van desde la publicación de las declaraciones “3 de 3” de los miembros del gabinete de los nuevos gobernadores que resulten electos, hasta la digitalización de todos los archivos de papel.

La transparencia es sin duda un punto esencial en el combate a la corrupción y la impunidad. Un gobierno estatal opaco es propenso a la malversación y al abuso de los recursos públicos.

Si queremos responsabilizar a los funcionarios culpables de actos de corrupción, es necesario poder supervisar la asignación y ejercicio del gasto público en todas sus etapas.

En este respecto, también convocamos a los candidatos a gobernadores para que publiquen ya la “3 de 3” de todo su gabinete legal y ampliado.

Por último, y en una tercera dimensión, hemos hecho especial énfasis en la corrupción relacionada con adquisiciones y obra pública. La contratación de una obra es una práctica particularmente vulnerable a la corrupción.

La complejidad de las normas de las que depende y el volumen de las transacciones involucradas son un terreno especialmente fértil para que se malverse el uso de los recursos públicos y se adjudiquen contratos de manera discrecional.

Para combatir este problema pedimos en los 11 Compromisos que los candidatos se comprometan a impulsar un nuevo marco normativo para la obra pública, comenzando por apoyar -de ser electos- desde la CONAGO, a la creación de una nueva Ley General de Adquisiciones y Obras Públicas que tenga en cuenta los estándares sostenidos por el Sistema Nacional Anticorrupción.

En este mismo rubro, otro de los compromisos exigidos es el de establecer requisitos mínimos de planeación para los proyectos de infraestructura y transparentar la información sobre contrataciones y obra pública con el fin de que éstas se basen en el mérito y no en la discrecionalidad.

De igual manera, se pide a los candidatos se comprometan a publicar todas las contrataciones de obra pública que se realicen durante su gobierno, como lo indican ya estándares nacionales e internacionales de datos abiertos, y que hagan todas las compras públicas a través de CompraNet como ya lo indica la ley.

En Coparmex estamos convencidos de que el combate a la corrupción es un proceso laborioso y persistente que requiere de un esfuerzo permanente por parte de todos los interesados.

Es por ello que en este proceso electoral hacemos nuevamente un llamado a los candidatos a las gubernaturas para que suscriban sin demora los 11 Compromisos contra la Corrupción.

Sabemos que cada estado cuenta con retos específicos en materia de corrupción, pero creemos que los puntos planteados sirven para delinear un programa mínimo para sentar las bases y garantizar el funcionamiento de las plataformas estatales.

Al día de hoy, y considerando las nueve gubernaturas en disputa, Guanajuato es el único estado en el que todos sus candidatos ya se comprometieron por esta agenda anticorrupción. Agradecemos y reconocemos a los candidatos en ese estado ese anticipado y claro compromiso.

Estimados amigos,

Hacemos un llamado a los candidatos que buscarán una gubernatura en determinado estado, para que acepten suscribir los 11 Compromisos contra la Corrupción durante este proceso electoral.

La corrupción es uno de los problemas más graves que enfrentamos el día de hoy.

Durante este proceso, los ciudadanos buscamos opciones viables para combatirlo.

Todo y cualquier candidato que desee obtener la confianza hacia su vocación debe de mostrar precisamente esa vocación por la integridad, al suscribir esta agenda y comprometerse así con la ciudadanía.

Es la certidumbre básica de que todos, todos los candidatos deberán de entregarle a la sociedad, es decir patentizar su compromiso con una cultura y una conducta apegada a la integridad.

Comments

comments

INFORMACIÓN MEDIO




INFORMACIÓN DE CONTACTO








SINO

Por favor, acepta nuestro aviso de privacidad para poder registrarte.
×

¿Te interesa ser patrocinador de nuestros eventos?

Compártenos tus datos para ponernos en contacto






×

Send this to a friend