SMG: La aproximación final a la Línea de Bienestar

Estimados amigos,

La larga lucha que COPARMEX ha dado para implantar una Nueva Cultura Salarial está llegando a un punto definitorio.

En México, el actual salario mínimo general solamente cubre el 90% de la canasta alimentaria y no alimentaria fijada por CONEVAL [1].

Alinear el SMG a la #Línea de Bienestar significa que se ubique en $98.15 diarios en el mes de Mayo de 2018, lo que significaría un incremento a través del MIR de $9.79 pesos, que se adicionarían a su valor actual de $88.36 pesos diarios.

Uno de los acuerdos del Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (CONASAMI), alcanzados en la sesión del 21 de noviembre de 2017, fue que a más tardar en el mes de abril del 2018, habrían de analizarse las condiciones económicas, a fin de que, a través del novedoso mecanismo del Monto Independiente de Recuperación (MIR), el Salario Mínimo General, alcanzara la Línea de Bienestar de CONEVAL.

Para impulsar los acuerdos alcanzados en CONASAMI a finales del 2017, el pasado 24 de abril, la COPARMEX solicitó formalmente al titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y al presidente de la CONASAMI, para que se iniciaré sin demora el análisis técnico necesario para evaluar la procedencia del ajuste.

En seguimiento a ello, el Consejo de Representantes de COMASAMI el pasado Viernes 27 de Abril, decidió iniciar la evaluación de las condiciones para el incremento, hasta que contare con la información de todos los elementos macroeconómicos, al corte del 30 de Abril pasado.

En COPARMEX tenemos la firme convicción de que México debe contar con un salario mínimo general que permita a todos los trabajadores que están en la formalidad, satisfacer sus necesidades básicas alimentarias y no alimentarias, es decir, que alcance la Línea de Bienestar.

¿Por qué incrementar el SMG?

Lograr un salario mínimo general que alcance la Línea de Bienestar urbana fijada por CONEVAL permitiría cumplir en primer término con las obligaciones legales nacionales y los acuerdos internacionales en la materia.

Si el salario mínimo general se fija en Mayo de 2018 en una suma cercana a los $98.15 pesos diarios, permitirá que todos los trabajadores en la economía formal obtengan un ingreso que les otorgue capacidad de consumo esencial y que, por tanto, detone el crecimiento del consumo interno.

Actualmente, el consumo privado representa la mitad del valor de nuestra economía para ser exactos el (49.5%), esto es el doble de lo que representan las exportaciones que alcanzan el (25.8%), y más de tres veces lo que representa el conjunto de la inversión pública y privada del País (15.1%) [1].

Por tanto, el impacto que tendría el aumento del consumo privado para el crecimiento de nuestra economía sería dos veces superior a lo que sería un aumento similar en las exportaciones.

La forma más eficiente de hacer crecer nuestra economía es reduciendo el número de trabajadores que no pueden consumir los bienes que producen.

Una clase media fuerte y amplia es el camino sólido hacia el desarrollo.

Como #DATACOPARMEX ha mostrado, en México solo el 68.6% de la población ocupada que tiene un empleo formal, cuenta con ingresos laborales suficientes para cubrir la línea de bienestar [2].

Cambiar ese indicador, debe ser una más alta prioridad del País, a fin de lograr una economía que crezca de forma sostenible.

El salario mínimo general en México ha experimentado una paulatina precarización en el transcurso de las últimas décadas. Su poder adquisitivo se redujo en un 57% en los últimos 50 años. Entre 2001 y 2014, por ejemplo, se mantuvo constante en términos reales, entre los $73 y los $74 pesos diarios [3].

Esa reducción del poder adquisitivo ha provocado la disminución de la calidad de vida de la población que trabaja en la economía formal y que percibe este ingreso, que no alcanza a cubrir sus necesidades básicas.

¿Y los riesgos?

La tendencia puede revertirse porque México cuenta con mecanismos innovadores que nos permiten aumentar el Salario Mínimo General sin que se generen efectos inflacionarios o efecto faro.

La puesta en marcha de la “Unidad de Medida y Actualización” (UMA) neutralizó los ajustes en el SMG tuviesen impacto en otras áreas de la economía.

Adicionalmente, la forma en que se han otorgado el incremento al SMG a partir del 1 de enero de 2017, bajo el concepto “Monto Independiente de Recuperación” (MIR), con el acuerdo de los sectores, ha evitado que los ajustes generen efectos negativos en otros salarios.

A pesar de los dos últimos incrementos salariales, que fueron los más altos en 17 años, la inflación no se vio afectada. Los productos que más incidencia han tenido en el incremento general de precios en 2017 y 2018 no están relacionados con la mano de obra sino con los energéticos.

Banco de México en su más reciente anuncio de política monetaria, publicado el 12 de abril de 2018, menciona como principales riesgos de inflación otros factores, a la depreciación de la moneda, choques en el precio de los bienes agropecuarios y presiones a la alza de los precios de algunos energéticos, no menciona al incremento del SMG.

La poca incidencia de los aumentos al salario mínimo general sobre la inflación se debe a factores como la UMA, que impide la transmisión de los aumentos a otros ámbitos, y además el número de personas que ganan el salario mínimo general en la formalidad y que trabajan más de 40 horas semanales es muy bajo (sólo 476 mil trabajadores).

Los incrementos recientes al Salario Mínimo General no han generado un efecto faro. Se había especulado por el Banco Central que todo aumento al SMG se transmitiría en 85% al resto de los salarios y provocaría con ello el llamado efecto faro, pero claramente esto no ha sucedido. En el último año, el salario promedio real aumentó (0.86%), y el salario mínimo general aumentó (5.2%). Si fuera así el salario promedio real hubiera incrementado a un nivel cercano al 4.47%.

Los aumentos al Salario Mínimo General no se han contagiado a otros salarios porque se han innovado los esquemas de evolución salarial del pasado, elevándose el Salario Mínimo General, con un incremento nominal (en pesos) denominado MIR.

El MIR fue utilizado por la CONASAMI por primera vez en su resolución del 1 diciembre de 2016, al incrementarse el salario mínimo general de $73.04 a $80.04 pesos diarios a partir del 1 en enero del 2017.

La forma consistió en otorgar al SMG un aumento de $4 pesos por el concepto MIR para alcanzar los $77.04 pesos diarios, y a esta cantidad se le aplicó un incremento del 3.9%, por lo que el salario mínimo alcanzó los $80.04 pesos.

En un segundo ejercicio basado en la MIR, y mediante la resolución que se adoptó en la CONASAMI del 21 de noviembre de 2017, incrementó el SMG a partir del 1 diciembre de 2017 de $80.04 a $88.36 con la misma fórmula.

En esta ocasión se aumentó por concepto MIR, la cantidad $5.00 para alcanzar un salario de $85.04 pesos diarios, y a esa cantidad se le incrementó el 3.9%, para que a partir del 1 de diciembre de 2017, el salario mínimo general quedara en $88.36 pesos diarios actualmente se encuentra en vigor.

Los aumentos en el salario mínimo no han aumentado la informalidad. La informalidad laboral en el mes de marzo (cifra más reciente) fue de 56.9%, ligeramente, prácticamente la misma de hace un año, a pesar de que en el mismo periodo, el salario mínimo general aumentó en 5.2%.

No se ha reducido el empleo formal por el incremento del SMG. El número de trabajadores asegurados en el IMSS creció en 4.2%, en concordancia con lo esperado si no se hubieran dado los incrementos al salario mínimo.

Estas estadísticas permiten mantener la calma y la seguridad de que sí es posible aumentar el salario sin que la economía general se vea afectada.

¿Por qué ahora?

Dadas las condiciones favorables del entorno económico del país, mostradas en el primer trimestre de 2018, debe atenderse sin demora la resolución que adoptó el Consejo de Representantes de la CONASAMI el 21 de noviembre de 2017, de “llevar a cabo el proceso de revisión del SMG vigente con el propósito de igualarlo a la Línea Bienestar establecida por el CONEVAL, siempre y cuando existieran las condiciones económicas que lo justificaran”.

COPARMEX considera que este es el momento idóneo y bajo las mejores condiciones económicas para realizar el ajuste al Salario Mínimo General y alinearlo a la Línea de Bienestar.

Para enriquecer este planteamiento, el pasado lunes 30 de Abril, hemos cuestionado a los Candidatos a la Presidencia de la República a través de la iniciativa #VaNoVa en su modalidad de “La Pregunta de la Semana” sobre su postura en relación con la procedencia de alinear en el mes de Mayo de 2018 el SMG a la Línea de Bienestar y daremos a conocer oportunamente las respuestas que recibamos.

Este alineamiento sería el primer paso para que México, en forma ordenada pero constante,  alcance en el mediano plazo un salario mínimo general que sea suficiente para que una familia promedio mexicana, pueda cubrir la línea de bienestar.

Para lograr esto, se debe evolucionar con un incremento anual de entre $7.77 y $10.44 pesos reales anuales durante los próximos 12 años.

Con este incremento paulatino, se logrará el objetivo para el año 2030, con un salario mínimo general de entre $181.58 y $213.63 pesos, en valores actuales.

Estimados amigos:

Cuando se pactaron los nuevos ajustes al salario mínimo general en noviembre de 2017, el pleno de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos acordó volver a hacer una revisión salarial a más tardar en el mes de Abril de 2018.

Ahora ha llegado ese tiempo, y la COPARMEX que agrupa a los Sindicatos Patronales de México, hace un llamado a la CONASAMI, para que inicie el proceso de revisión lo antes posible, de tal forma que se pueda discutir, con los soportes económicos pertinentes, en el diálogo tripartita.

El Consejo de Representantes de la CONASAMI en la sesión del 26 del mes de abril, se enteraron de las peticiones de COPARMEX que se le hicieron tanto al Secretario del Trabajo y Previsión Social como al Presidente de la CONASAMI, para que se atendiera esta resolución del pasado 21 de noviembre de 2017.

Por ello, convocamos a los representantes del sector obrero, del gobierno y a nuestros colegas del sector patronal, para evaluar públicamente y con rigor técnico si existen las condiciones necesarias para llegar a cubrir la meta del 100 por ciento de la Línea de Bienestar, para que el Salario Mínimo General llegue a $98.15 pesos diarios en el primer cuatrimestre del año.

El compromiso de COPARMEX es apuntalar una economía de mercado con responsabilidad social.

Muchas gracias,

 

Comments

comments

INFORMACIÓN MEDIO




INFORMACIÓN CONTACTO








SINO

Por favor, acepta nuestro aviso de privacidad para poder registrarte.
×

¿Te interesa ser patrocinador de nuestros eventos?

Compártenos tus datos para ponernos en contacto






×

Send this to a friend